Amor por Siempre.

TEMAS SELECTOS
En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. Pbro. Pablo Arce Gargollo, Monterrey, N.L. México Nuestra cultura ha convertido al sexo en algo muy romántico y, en el proceso, lo ha tomado como sinónimo de Amor, por lo menos en la mentalidad popular. El mensaje impuesto en películas, libros y en la cultura general, es que si una persona joven se encuentra al compañero adecuado, escuchará música de violines, se encenderán fuegos artificiales y la Vida será perfecta. Si hemos de creer en la cultura popular del último cuarto de siglo, todo lo que se necesita para encontrar la felicidad es descubrir al Sr. o la Srita. Correcto(a) e iniciar una relación importante con esa persona. Pero la infelicidad y la frustración, evidentes en tantas…
Leer más

Ídolos y Desviaciones

TEMAS SELECTOS
En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. --La Lujuria y los placeres son los ídolos del sexo desorientado, el ídolo que destruye la unión familiar, el ídolo de la pasión que engaña al Hombre y a la Mujer, el ídolo que deja los niños desamparados, el ídolo que destruye el Verdadero Amor y que se resiste a servir a una comunidad. El deseo desordenado del placer sexual se llama Lujuria. Pero hay católicos que consideran a la Iglesia como una aguafiestas a quien hay que dar de lado para poder pasar la Vida más divertida; y así están haciéndole el juego al maligno para que sea él quien domine en el mundo. Muchos fracasos Matrimoniales, muchos Matrimonios desgraciados se deben a haber tenido un…
Leer más

El Alimento del Amor

TEMAS SELECTOS
En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. Más que una caricia, más que una palabra, está la Vida que compartimos y construimos juntos. Un famoso maestro se encontró frente a un grupo de jóvenes que estaban en contra del Matrimonio. Los muchachos argumentaban que el romanticismo constituye el verdadero sustento de las parejas y que es preferible acabar con la relación cuando éste se apaga en lugar de entrar en la hueca monotonía del Matrimonio. El maestro les dijo que respetaba su opinión, pero les relató lo siguiente:     Mis padres vivieron 55 años casados. Una mañana mi Mamá bajaba las escaleras para prepararle a Papá el desayuno y sufrió un infarto. Cayó. Mi padre la alcanzó, la levantó como pudo y casi a rastras…
Leer más