Preparación para el Matrimonio (0.15)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Bueno pues el día de hoy tenemos frente a nosotros 2 buenas preguntas.

Triunfar en algún deporte seguramente requirió haber empezado la preparación desde la niñez. O sea, varios años hasta llegar a la juventud, que es por lo general cuando se demuestra que se domina la disciplina deportiva. Y es seguro que se le dedicaron varias horas diarias.

Pues sí que son bastantes horas de preparación para una actividad que, siendo honestos, el alto rendimiento solo durará en la juventud.

Seguimos haciéndoles la misma invitación para que analicen los hechos, reflexionen y saquen sus conclusiones ustedes mismos, acerca de que si vale la pena la Preparación para el Matrimonio de una manera temprana, constante y duradera.

Una reflexión que debe incluir otra pregunta: ¿Cuánto tiempo y dedicación estamos dispuestos a emplear y a veces a sacrificar para asegurar que nuestra relación Matrimonial perdure por toda la eternidad?

Por lo pronto, queremos pensar que la respuesta a la segunda pregunta resulta más que obvia y debería ser: ¡NO!. ¿Se debe llegar al Matrimonio sin nadie que nos guíe, o sin enterarnos de su importancia y de las obligaciones a que nos comprometemos? ¡NO!.

Dentro de algunos meses estaremos precisamente tratando este Tema # 13 «Compromisos», en el cual analizaremos mas a fondo estos conceptos. (Que valga como un “Comercial” del Curso)

–Hombre y Mujer enamorados: no se atrevan, por favor, a embarcarse en esta Gran Travesía sin siquiera haber leído las instrucciones previas.

–No se atrevan a meterse a esa jungla sin un guía que los lleve por buen camino.

–No se atrevan a atravesar ese desierto sin llevar las herramientas, suministros y ayuda necesarios para lograr atravesarlo.

–No se atrevan al inminente descubrimiento de nuevos mundos, sin antes haber experimentado diferentes gravedades.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Aquí estamos nosotros y ustedes separados por el tiempo y el espacio, pero con el mismo objetivo: lograr ser Matrimonios duraderos y felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.