Preparación para el Matrimonio (0.18)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Son muchos los factores por los que el Matrimonio fracasa, pero partiendo del hecho innegable de que el Matrimonio es una creación divina, como lo expusimos en la Lección # 0.2. Por lo tanto, es una creación perfecta como Dios es perfecto. Es una creación infalible en sí misma. (Génesis 2,18–Génesis 1, 27-28)

Dios crea el Matrimonio, pero también le dio al Hombre y a la Mujer todas las capacidades: Inteligencia para pensar, los sentimientos para sentir, los sentidos para analizar y el Libre Albedrío para elegir. Así es que ambos tienen las herramientas necesarias para convivir con los demás y hacer una buena elección de la pareja para toda la Vida.

Sólo hay algo extra que Dios Nuestro Señor no se lo da a cualquiera, algo así como un sexto sentido. Les recomendamos que le pidan a Dios Nuestro Señor, este algo que no todos obtienen pero que les ayudará mucho a discernir, y nos referimos a la Sabiduría.

Esto es lo que pidió el Rey Salomón y Dios se lo concedió diciéndole: 1ª. Reyes 3,12: “Voy a hacer lo que me has pedido: yo te concedo Sabiduría e Inteligencia como nadie las ha tenido antes que Tú, ni las tendrá después de Ti” . Esta es palabra de Dios.

De cualquier manera, les recomendamos que pidan la Sabiduría, con mucha Fe, con mucho ánimo y crean en lo más profundo de su corazón que ya la han obtenido.

Aunque se puede dar el caso de que Dios Nuestro Señor quiera que la obtengamos de una manera que nos fortalezcamos en el intento.

La Sabiduría llega con las experiencias que atesoramos a través del tiempo, no por nada existe el dicho “Más sabe el diablo por viejo, que por diablo”. Pero no creo que nadie quiera esperarse a llegar a viejos para tomar la decisión de casarse o no.

Pero aquí les tenemos una buena noticia, existe un atajo para obtener la Sabiduría más pronto, que es: “Aprender de las experiencias ajenas”.

Y esto, Hombre y Mujer comprometidos, es lo que queremos presentarles en este Curso de Formación. Anhelamos ser instrumentos de Dios para que obtengas este otro ingrediente, para que elijas muy bien y tomes la mejor de las decisiones.

Es un Hecho que Dios Nuestro Señor no desea que nadie fracase en su elección para encontrar a su alma gemela y su posterior Vida Matrimonial. Nos atreveremos a decir que nadie desea que ningún Matrimonio fracase.

No dejen por favor de echarle un ojo a la Página del Temario para que vean el avance que llevamos y los temas que nos faltan por cubrir. (Casi concluimos el Tema 0).

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Aquí estamos nosotros y ustedes separados por el tiempo y el espacio, pero con el mismo objetivo: lograr ser Matrimonios duraderos y felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.