El Amor Conyugal (1.13)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

No sabemos si lo habrán notado que utilizamos mucho en estas lecciones la palabra “pronto”.

Esto en atención, a la relación de un Hombre y una Mujer en el plano físico, queremos dar a entender que no es bueno quedarnos ahí y mucho menos basar nuestra decisión de casarnos cuando aún estamos en esa etapa, pues hemos recalcado mucho que en esa etapa no hay Amor sino pura atracción física. Es una relación inmadura.

Por lo que debemos de pasarla lo más pronto que se pueda o simplemente retirarnos a tiempo para que nadie salga herido.

Y en realidad no debería ser muy difícil pasar esta etapa rápidamente, tal vez solo sea necesario un análisis con un poco de detenimiento: “Ya nos vimos de pies a cabeza, nos contemplamos, sabemos que estamos guapos, que tenemos un buen cuerpo, nos gusta nuestra sonrisa, nuestra mirada, nos encanta oír nuestra voz, nos agrada mucho nuestro aroma, disfrutamos tocar nuestras manos, deseamos estar todo el tiempo juntos, lo más juntitos que se pueda. La atracción mutua entró por los sentidos y definitivamente esto es un buen comienzo”.

Pero ¿qué más hay? Es tiempo de pasar a la siguiente etapa y solo sabremos que más sigue si:

–Empezamos a hacer preguntas importantes y atinadas. (ver temas de conversación sugeridos para cada Tema, en la pagina superior correspondiente)

–De preferencia que sean preguntas donde, si quieren se puedan explayar.

–Tomar nota de la buena o mala disposición para contestarlas.

–Luego escuchar con atención las respuestas.

–Ir formando objetiva e imparcialmente una personalidad con toda esa información.

Y así sucesivamente todas las veces que se pueda. Nunca se termina de aprender acerca de la otra persona cómo es, cómo piensa, cómo reacciona, cómo siente, en el Pasado, en el Presente y en el Futuro.

En este Curso de Formación, más adelante iremos liberando listas de ejemplos de preguntas y Temas de conversación que pudieran hacerse.

Y recordemos que con todo esto estaremos fundamentando unas bases bien sólidas para llegar al plano espiritual donde practicar el Amor Conyugal, será el Pan Nuestro de cada Día.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, hemos pasado mucho tiempo sin confiar en Ti, pero hoy queremos decirte que eres nuestro único Dios y ponemos en Ti nuestra esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.