El Amor Conyugal (1.14)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Nuevamente sale a relucir uno de los «Postulados de Oro del Amor Verdadero» de este Curso de Formación:

“El Amor no es un sentimiento, es una Decisión”

Simplemente los sentimientos y las emociones no nos dejan pensar objetivamente. Por eso existen “dichos” de la sabiduría popular:

“En el corazón no se manda”, lo que a grandes rasgos significa que el enamoramiento sucede sin tomar en cuenta las razones correctas. Y de ahí  surge otro “dicho” muy extendido:

“El Amor es Ciego”, lo que a grandes rasgos significa que el enamoramiento no nos deja ver las verdaderas intenciones o circunstancias con objetividad.

–Últimamente se hace una extensión del “dicho” anterior que dice: “El Amor es sordo”, lo que a grandes rasgos significa que el enamoramiento no nos deja escuchar las cosas nefastas de la pareja, tampoco escuchamos los consejos de las personas que nos quieren bien y desean advertirnos del error que pudiéramos cometer.

En nuestro grupo somos de la opinión de que, los dichos anteriores son más correctos y verdaderos si se dijeran: “El enamoramiento es ciego” y “El enamoramiento es sordo”

Es una lucha interna, por un lado el corazón te dice: “Ámalo(a)”, pero por otro lado tu inteligencia te grita: “Déjalo(a)”, y aunque sabes que tu inteligencia tiene la razón, no le haces caso.

Dios Nuestro Señor, uno de los tantos regalos que nos dio es aquel que, si usamos con Inteligencia nos acercará más a Él. Se llama Libre Albedrío y en términos generales significa la libertad que tenemos de actuar y de pensar.

Fíjense bien que se dice Libertad, de ninguna manera se debe tomar con el sentido de libertinaje, aunque creemos que este mensaje llega algo tarde, a como esta el Mundo actual que anda de «cabeza».

En el idioma inglés se le conoce como “Free Will” lo que traducido quiere decir “Libre Voluntad”.

Indiscutiblemente existe la Ley Natural de que la inteligencia por sí misma debe someter al cuerpo. Y nunca debe ser al revés. Ya que los resultados serían vicios, ignorancia, enfermedades, solo por mencionar algunos.

Ustedes, Hombre y Mujer Comprometidos, estamos seguros que son inteligentes y listos y que no se dejaran conducir por los sentimientos sino por la Voluntad.

Como dice el refrán: “A buen entendedor(a), pocas palabras”.

O como dice Nuestro Señor Jesucristo varias veces en los evangelios “El que tenga oídos que oiga” y también en San Marcos 8, 18: “Tienen ojos y no ven, y oídos y no oyen”. Esta es palabra de Dios.

Bueno pues solo nos queda agradecer que nos hayan seguido por todo este tema 1, “El Amor Conyugal” que aquí termina y quiera Dios que lo estén aprovechando mucho, que para eso servimos. Si les esta siendo útil, no duden en recomendar el Blog.

Aunque separados en el tiempo y el espacio, nos seguiremos poniendo  a sus órdenes en el siguiente Tema #2.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, hemos pasado mucho tiempo sin confiar en Ti, pero hoy queremos decirte que eres nuestro único Dios y ponemos en Ti nuestra esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.