Espiritualidad (10.14)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Una cosa es cierta: “La oración es una herramienta muy enriquecedora”, y no debería de faltar nunca en la relación de pareja.

Ya casi al final de este Tema # 10, el mensaje postrero es muy sencillo: “La Oración es un diálogo intenso con Dios Nuestro Señor”.

“Intenso como la Luz, la Paz, el Amor, el Agua, el Viento, el Fuego, el Sacrificio, la Vida”.

He aquí algunas reflexiones sacadas del Catecismo de la Iglesia Católica, que a su vez refuerza los textos con citas esperanzadoras de la Palabra de Dios:

CIC # 2658: «La Esperanza no falla, porque el Amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazón es por el Espíritu Santo que nos ha sido dado» (Romanos 5, 5). La Oración,formada en la Vida litúrgica, saca todo del Amor con el que somos amados en Cristo y que nos permite responder amando como Él nos ha amado. El Amor es la fuente de la Oración: quien saca el agua de ella, alcanza la cumbre de la Oración:

Te amo,Dios mío, y mi único deseo es amarte hasta el último suspiro de mi Vida. Te amo, Dios mío infinitamente amable, y prefiero morir amándote a vivir sin amarte. Te amo, Señor, y la única gracia que te pido es amarte eternamente…Dios mío, si mi lengua no puede decir en todos los momentos que te amo, quiero que mi corazón te lo repita cada vez que respiro (S. Juan María Bautista Vianney, oración)”.

Y una reflexión que nos invita a “Dar gracias” a Dios Nuestro Señor, constantemente y por todo, lo bueno y lo malo, por la salud y la enfermedad, por el Amor y el desamor, dice así:

CIC # 2742: «Orad constantemente» (1 Tesalonicenses 5, 17), «dando gracias continuamente y por todo a Dios Padre, en nombre de Nuestro Señor Jesucristo» (Efesios5, 20), «siempre en Oración y suplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos» (Efesios 6, 18).»No nos ha sido prescrito trabajar, vigilar y ayunar constantemente; pero sí tenemos una ley que nos manda orar sin cesar». Este ardor incansable no puede venir más que del Amor. Contra nuestra inercia y nuestra pereza, el combate de la Oración es el del Amor humilde, confiado y perseverante”.

Hombre y Mujer Comprometidos, los seguimos invitando a probar el Amor de Dios por medio de la Oración, es una experiencia que solo vana poder comprender si lo viven personalmente y mucho mayor comprensión cuando es entre una pareja que se ama.

A nuestra muy particular manera de ver las cosas, creemos que nos vemos muy mal si solo oramos a Dios Nuestro Señor cuando lo necesitamos.Ahora sí que ustedes tienen la última palabra, si quieren ser una Pareja Espiritual, orgullosa de servir al Señor de Señores.

Ojala que algún día prueben la bondad de saber que: “Ser un guerrero de Jesucristo, es un gran honor y un gran privilegio”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, enséñanos a orar para empezar hoy con perfección un camino que nos conducirá directamente hacia Ti.Queremos platicar contigo todo el tiempo, en las buenas y en las malas, porque estamos seguros que contamos con tu Amor y protección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.