Espiritualidad (10.5)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Obviamente vivimos en una sociedad y sus tentaciones que en términos generales, trata de alejarnos del mundo Espiritual. Y acercarnos más al mundo actual consumista, materialista y superficial y mantenernos ahí.

Y esto, ¿por qué es así? Pues porque existen grandes corporaciones mundiales que requieren seguir obteniendo sus jugosas ganancias, a base de mantenernos como clientes cautivos al convencernos de consumir todo lo que nos quieren vender, ¡Aunque no lo necesitemos!

Saben que la carne es débil y que para consumir nos guiamos por las necesidades corporales y explotan al máximo su publicidad la cual esta basada en los 7 pecados capitales y en el miedo. Basta analizar los comerciales y darnos cuenta que nos quieren crear la necesidad.

Si fuéramos y actuáramos como personas Espirituales, de ninguna manera nos convencerían de habituarnos al consumismo y eso definitivamente no les conviene a sus intereses, ni a sus bolsillos. “Una persona Espiritual tiene Voluntad, Criterio, Sentido Común, Discernimiento, conoce su Valor, Dominio de sí misma, y sobretodo no cae en el juego del mundo moderno falso y consumista”.

Y precisamente una idea que este mundo consumista nos ha vendido con creces y que tiene que ver con la Vanidad es que: “La belleza externa es lo único que importa para conquistar y tener éxito en la Vida”. Lo cual no es verdad por donde quiera que se pretenda defender.

¿Se imaginan a cuánto ascienden las ganancias mundiales de estas compañías que plantaron en nosotros esta idea? Son innumerables los productos que no necesitamos, pero que nos han convencidos que tenemos que consumirlos, si es que queremos tener aceptación, Amor y éxito.

Si reflexionamos unos momentos, nos daremos cuenta que casi nadie menciona a “La Belleza Interna”, ni se le hace ninguna publicidad y mucho menos se le da el valor que tiene. Aunque finalmente, es lo interno lo único que prevalecerá, cuando la belleza externa se termine, lo cual ocurre muy pronto.

Hombre y Mujer Comprometidos, queremos pensar y ojalá que acertemos al creer que el Amor que ha empezado a fluir por su pareja respectiva, sea un Amor nacido de la aceptación mutua por los Valores y Principios que ostentan cada quien. Y no solamente porque sea un Hombre o Mujer muy atractivos.

–Creer que “amamos” a alguien por sus atributos físicos y basarnos en eso para decidir el Matrimonio, es un inicio a secas y no tiene bases perdurables. Este “enamoramiento” pronto se terminará, sino evoluciona hacia un Amor más maduro, el cual consiste en lo siguiente.

–Creer que amamos a alguien por los valores demostrados, por el coraje con que actúa, por la responsabilidad que ejerce, por la nobleza de sus pensamientos, por la fortaleza de su corazón y su voluntad, por su lucha diaria, por sus ganas de hacer bien las cosas y basarnos en eso para decidir el Matrimonio, es un mejor inicio que sí tiene bases Verdaderas y Auténticas.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, enséñanos a orar para empezar hoy con perfección un camino que nos conducirá directamente hacia Ti. Queremos platicar contigo todo el tiempo, en las buenas y en las malas, porque estamos seguros que contamos con tu Amor y protección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.