Espiritualidad (10.9)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

El orar juntos desde el Noviazgo es algo que casi nadie hace, salvo que el Novio y la Novia se hayan conocido en un ambiente de comunidad cristiana o algún ministerio de jóvenes.

En tal caso, es muy probable que debido a esa afinidad sigan cultivando el Amor que sienten por Jesucristo Nuestro Señor en sus oraciones diarias, y lleven por lo tanto, su relación en un nivel espiritual, plenamente convencidos.

Desafortunadamente una gran mayoría de las personas no tienen el hábito de la oración en pareja, y por lo mismo, no tienen idea de los grandes beneficios que esto tiene.

Todos los días, Nuestro Señor Jesucristo está ahí esperando a que lo contactemos, “a una sola oración de distancia”:

1–Él quiere formar parte de nuestra relación, con la única intención de ayudar en todo lo que se requiera, sobre todo con miras a conseguir la salvación.

1Timoteo 2, 4-5: “Pues él quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad. Porque no hay más que un Dios, y un solo Hombre que sea el mediador entre Dios y los Hombres: Cristo Jesús”. Esta es palabra de Dios.

2–Él quiere ser la única opción para que recurramos en busca de apoyo, consejo, aprobación, alivio, consuelo y guía.

3–Él espera porque quiere que la decisión de seguirlo y servirlo, sea libre y espontánea, sin ningún forzamiento de ninguna especie.

Podríamos seguir dando más argumentos para iniciar una relación personal con Jesucristo Nuestro Señor, pero sabemos que es algo que no se puede expresar con palabras, pues cada quien tiene que vivirlo personalmente para que no les cuenten.

Es algo que depende mucho de la personalidad de cada quien y como todos somos personas únicas e irrepetibles, pues las necesidades y expectativas son muy diferentes.

Hombre y mujer Comprometidos, cabe aquí hacer nuevamente las preguntas:

–¿Saben cómo iniciar su relación con Jesucristo, personal y en pareja?

–¿Pueden iniciarla sin que nada ni nadie se los impida?

–¿Desean hacerlo libre y voluntariamente como paso inicial para alcanzar la tan necesaria Espiritualidad en sus Vidas?

De las respuestas a estas preguntas depende mucho que su relación marche adecuadamente, como siempre lo han planeado y soñado. Nadie nos libraremos que desde nuestro Noviazgo y hasta nuestro Matrimonio, haya problemas, adversidad, enfermedad y lucha diaria, pero tendremos un Dios protector que estará ahí,…….. aliviándonos.

San Mateo 11, 28: “Vengan a Mí los que están cansados y agobiados, que Yo los aliviaré”. Esta es palabra de Dios.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, enséñanos a orar para empezar hoy con perfección un camino que nos conducirá directamente hacia Ti. Queremos platicar contigo todo el tiempo, en las buenas y en las malas, porque estamos seguros que contamos con tu Amor y protección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.