Clichés y Noviazgo (11.1)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Después de un largo receso (43 días), aquí estamos retomando los temas y quiera Dios que sí se hayan dado la oportunidad de leer y/o releer las lecciones pasadas, lo cual era la intención de este receso planeado. Según recomendación sugerida en la lección pasada.

Aún nos quedan 8 temas de este “Curso de Formación para Comprometidos” (19 Temas en total) y entiéndase “Comprometidos” también para los Esposos que desean fervientemente que su Matrimonio salga adelante siempre, sobre todo para aquellos que dudan o reconocen que no tuvieron una preparación adecuada.

Algunos de ustedes se habrán preguntado, ¿Por qué el tema del Noviazgo se dejó para el # 12 y no fue el primero? Y tiene lógica, pues era necesario:

—Obtener un cierto conocimiento básico previo.

—Adquirir un convencimiento arraigado de que la preparación Pre-Matrimonial es de lo más importante.

—Crear conciencia de que nuestra Vida Futura es la que está en juego y dependerá de tomar acciones junto con la mejor de las decisiones.

Como dice la Palabra de Dios: 1Juan 3, 18: “Hijitos míos, no amemos solamente de palabra; sino de Hechos y en verdad”. Esta es palabra de Dios.

Esta es una cita bíblica que queda bien “hecha a la medida” de lo que nos atañe en este tema “El Noviazgo”:

–Dios Nuestro Señor se vuelve a presentar ante nosotros como un Padre y sabe de nuestra fragilidad, por eso el diminutivo.

–Dios Nuestro Señor nos dice que está bien que nos digamos que nos amamos, pero que esto no es suficiente.

–Dios Nuestro Señor, finalmente nos dice el secreto para que nuestro Amor sea pleno y duradero: “Amarnos con Hechos y en la Verdad”.

La etapa del Noviazgo esta pletórica de frases, planes y buenas intenciones, pero muy pocas son las demostraciones profundas de Verdaderos Hechos. Lo cual no está mal, pero nunca será suficiente, ni concluyente.

“Harán falta aquellas demostraciones vestidas de desprendimiento, adornadas con sacrificio y que derraman gotas de un fuerte conocimiento y convencimiento de causa”.

Igualmente “Amar en la Verdad” es no tomar a la ligera: “Las Promesas de ser Fieles en la Prosperidad, Adversidad, Salud y Enfermedad”. Con el consecuente resultado que estaremos muy cerca de lograr juntos un semillero para demostrarnos nuestro Amor maduro y verdadero.

Hombre y Mujer comprometidos, el mensaje es simple: “Nunca nos debemos quedar en las simples palabras, hay que respaldarlas con acciones decisivas y bien analizadas para demostrar nuestro Amor, dándonos mutuamente a nosotros mismos sin reservas ni retrasos de ningún tipo”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a que en nuestra relación de Noviazgo se logren los objetivos para lo que fue creado: conocimiento y aceptación mutua, acuerdo del proyecto de Vida juntos, preparación en saber lo que nos espera, y una fuerte convicción de que nos guías como Padre Amoroso que eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.