Clichés y Noviazgo (11.17)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Novia, Mujer que te precias de serlo, vive tu Noviazgo de tal manera que tu Novio no tarde mucho en decirte lo siguiente:

““Resultaste como quería: un misterio insondable, interioridad rica y oculta, complicada y maravillosa. Un misterio de grandeza por tu capacidad de dar, entrega, anhelo de perfección, aprecio y conservación de la Vida.

Eres una Mujer que por el simple hecho de ser persona eres un ente amable, se te respeta, se te aprecia, se te ama.

Eres el fundamento de la dignidad humana que reside en su carácter de imagen de Dios, dignidad humana consistente en la vocación del Hombre y la Mujer a la unión con Dios.

Encontré en Ti muchas características específicas que te hacen una Mujer, muy Mujer.

Me consta que eres una Mujer bondadosa, perseverante, con deseos de ser sostenida y acompañada, con deseos de seguridad y de evitar riesgos, descubrí que tu máxima es amar y sentirte amada…

Me di cuenta que eres una Mujer hecha para conservar la Vida, recogerla, hacerla germinar, florecerla, perfeccionarla, posees instinto maternal, mayor sensibilidad a estímulos afectivos, voz de timbre agudo, complexión fina…

Demostraste también ser una Mujer afectuosa, con deseos de ser cortejada, captas lo particular, los detalles, lo pequeño, lo próximo…

Noté muchas veces que en Ti, Mujer, predomina la captación por los sentidos, la intuición, tiendes a lo subjetivo y personal, fijas tu atención en lo concreto, tu pensamiento es profundo y vives de las experiencias…

Fui testigo que eres una Mujer movida por la compasión y la misericordia, se te convence llegándote al corazón, vives por algo y te enfrentas con gran resistencia al sufrimiento…

Día con día vi en Ti a una Mujer que trata de sentir más a Dios, que ora con el corazón, y es piadosa…

Descubrí tu aspecto moral, y me agradó sobremanera que eres suave, tierna, apegada a tus principios, atenta, dócil, compasiva…. cualidades que predominan y se encuentran en lo más íntimo de tu belleza como creatura capaz de dar la Vida.

Mujer me demostraste que tienes una capacidad innata, no puedes quedar descartada de ninguna actividad humana, en ninguno de sus aspectos, ya que por tu especial manera de ser Mujer, le das aquel sentido vivo, maternal, acogedor y realizador que necesitan las obras de la Tierra.

Me felicito por haber encontrado a una Mujer en todo el sentido de la palabra, una Mujer de las que hoy hay muy pocas: una Mujer de carácter, íntegra, cuyos principios de Vida son firmes y justos, cuya voluntad no se arredra ante las dificultades.

Eres una Mujer con carácter, en un tiempo en que sobran las Mujeres de Alma quebrada, que no sienten interés por ningún problema espiritual, cuya única preocupación parece ser qué traje usarán y cómo se peinarán.

Diste muestras de ser una Mujer que tiene principios nobles y permanece firme en ellos, aun cuando esta perseverancia fiel te exija sacrificios; a pesar de cientos de ejemplos adversos y malos. Y esto lo lograste con una Voluntad que educaste teniendo como fuerza un gran ideal.

Especialmente tú, Mujer, eres para mí en la construcción del hogar, lo que eres para la sociedad en la construcción del Mundo. Eres tú la que forma Hombres, eres, quien le recuerda al mundo que sería monstruoso si desdeñara el Alma humana; tu Amor está presto a todos los sacrificios con tal de redimir y salvar a quien se pierde, eres testimonio del poder del Amor redentor.

Mujer, quiero casarme con tus ideas, con tu dulzura, con tu gracia… para dar Vida a las organizaciones, a las leyes, a los reglamentos y juntos educar un Mundo en el que los Hombres y Mujeres puedan desarrollarse y alcanzar la más plena Felicidad.

Estoy completamente seguro que realizarás a la perfección tu misión de Mujer en nuestro Matrimonio, que será alegrar el hogar que construiremos juntos. Tú serás su alegría, su paz, su reposo.

Mujer mía, llevas en tu ser el don maravilloso de dar la Vida, has de llevar y engendrar “lo humano”; sé de buenas fuentes que te das a tus seres queridos en la Vida diaria, y sé que me ves con el corazón, y así me transformas a tu estilo.

Me consta que estas orgullosa de ser Mujer, porque sabes que ser Mujer es la maravilla más grande, es ser el Alma de la humanidad, en tus manos está el recordarle al mundo entero que existe el Amor y que es por lo único que vale la pena vivir y morir.

Independientemente si estamos con alguna desavenencia, Yo por mi parte todos los días por la mañana antes de despedirnos y por la noche antes de dormirnos, te daré la bendición de Dios, un abrazo y un beso, por el simple hecho que eres mi Verdadero y Auténtico Amor””.

Y recuerden siempre: “Puros hasta el altar y Fieles hasta la muerte”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a que en nuestra relación de Noviazgo se logren los objetivos para lo que fue creado: conocimiento y aceptación mutua, acuerdo del proyecto de Vida juntos, preparación en saber lo que nos espera, y una fuerte convicción de que nos guías como Padre Amoroso que eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.