Clichés y Noviazgo (11.18)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Novio, Hombre que te precias de serlo, vive tu Noviazgo de tal manera que tu Novia no tarde mucho en decirte lo siguiente:

““Se habla mucho que los Hombres se caracterizan por ser el sexo fuerte, pero tú me demostraste que en tu caso, esa fuerza es interior y que no le temes al trabajo.

Asimismo noté que solo victorias tuviste cuando se trataba de ejercer tu Fuerza de Voluntad.

Comprobé que no mides tu Hombría por el número de Mujeres que pudieran en algún momento asediarte, sino por el cumplimiento Cabal y Derecho a una sola Mujer.

Sé que me amas y por lo mismo me cuidas, me admiras y me proteges y lo más importante es que me eres Fiel.

Yo solía estar triste muy seguido, pero desde que me has brindado tu consuelo, sé que los días tristes cada vez serán menos.

Me pregunté tantas veces, ¿de dónde saca tanta energía este Hombre?, que no se deja vencer por tanta Adversidad que se le presenta.

Con el paso de los días descubrí que tenía frente a mí a un Hombre: grande de Espíritu, grande de Alma y grande de Corazón.

¡Contigo el mundo se vislumbra completamente distinto y sé que juntos y con Jesucristo Nuestro Señor seremos mayoría aplastante!

Fui testigo de cómo día con día, con trabajo y con esfuerzo demostrados, te fuiste ganando mi cariño y mi respeto.

Comprobé infinidad de veces qué te preocupabas por mí, que sabías de mis debilidades, mis ilusiones, conocías de mis tristezas y me ayudabas a superarlas.

Perdí la cuenta de las veces que me demostraste Congruencia, pues tus actos hablaban por Ti.

Me he dado cuenta que a tu lado y con tu manera de pensar, construiremos un mundo mejor.

Dios Nuestro Señor nos ayuda a permanecer juntos porque  Él es nuestra Fuente de Energía.

Me di cuenta de tu Salud Física, así como de tu Salud espiritual y emocional, las cuales son como el Sol, reaniman todo lo que hay en mí.

Noté innumerables veces que eres un Hombre capaz de expresar tus sentimientos, y que te amas sanamente. Tu autoestima es superior y se contagia.

Celebro sobremanera que hayas sido capaz de reconocer mi belleza interior y mis cualidades morales. Pues estás consciente que la belleza exterior se termina pronto.

Te agradezco que siempre me hayas expresado abiertamente lo que quieres y lo que piensas y que nunca haya tenido que adivinarlo.

Me alegro que hayas demostrado Madurez y Carácter, pues de esa manera nuestra Vida se ha convertido en algo para disfrutar y no un problema para resolver.

Reconozco que eres un Hombre que ha superado sus carencias afectivas de la infancia, pues esto es señal que no tratarás de llenarlas con la Infidelidad.

En tu mirada veo Ternura y esos ojos me dicen que deseas sinceramente estar conmigo.

Admirada estoy de haber encontrado en Ti a un Hombre que supo encontrar la verdadera belleza… la del Corazón.

A tu lado es fácil hacer de la Sinceridad e Integridad un estilo de Vida.

De entre los Hombres que conozco no eres el más alto, ni el que tiene más dinero, casa, auto, ni el más solicitado por las Mujeres, ni el más popular, ni mucho menos el más guapo, pero sí, eres el Hombre que me ha sido Fiel, me respeta y me ama.

Eres un ser humano transparente, que no se refugia en cortinas de humo, abres tu Corazón sin rechazar la realidad, y sé que me admiras por mis cimientos morales y mi grandeza interior.

Estas acostumbrado a caminar de frente, sin bajar la mirada; no mientes, aunque a veces pierdas por decir la verdad… y te he visto llorar tu dolor sin escapar a él…

Sé de buenas fuentes que has caído, pero tuviste la suficiente fortaleza para levantarte y seguir luchando… nunca te refugiaste en los vicios.

En tu desenvolvimiento personal me di cuenta que eres emocionalmente estable, sabes lo que es el Respeto y tienes tus prioridades bien cimentadas.

Me consta que en lugar de lágrimas y melancolía, con tu excelente carisma, me has sabido robar sonrisas…

Sonrisas por lo que hemos logrado juntos, por los triunfos alcanzados, por los recuerdos lindos y por aquellos recuerdos tristes que supimos superar, por cada alegría que compartimos con nuestros primeros bellos recuerdos.

Tu mirada profunda me tranquiliza pues me da el mensaje: que darías lo que fuera por mi persona sin pedir nada a cambio…y que sólo quieres mi humilde corazón y hacerme inmensamente Feliz.

Independientemente si estamos con alguna desavenencia, Yo por mi parte todos los días por la mañana antes de despedirnos y por la noche antes de dormirnos, te daré la bendición de Dios, un abrazo y un beso, por el simple hecho que eres mi Verdadero y Auténtico Amor””.

Y recuerden siempre: “Puros hasta el altar y Fieles hasta la muerte”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a que en nuestra relación de Noviazgo se logren los objetivos para lo que fue creado: conocimiento y aceptación mutua, acuerdo del proyecto de Vida juntos, preparación en saber lo que nos espera, y una fuerte convicción de que nos guías como Padre Amoroso que eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.