Clichés y Noviazgo (11.6)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

En términos generales se ha resaltado mucho que es muy deseable e importante tener información para analizarla y tomar una buena decisión. Pero probablemente algunos de ustedes se estarán preguntando: ¿Cuánta información es la suficiente para tener cierta seguridad de que ya se tienen bases firmes para decidir bien?

La respuesta a esta pregunta: «Nadie tiene la respuesta ni la seguridad, porque depende de muchas variables».

–Lo que es suficiente y bueno para algunos, no lo es para otros.

–Lo que es información de calidad y con mucha claridad para algunos, no es suficiente para otros.

–Con la misma información, a algunos les fue muy bien en su decisión y a otros no les fue tan bien.

Pero esta situación, en lugar de desanimarnos, nos debe de motivar a emplearnos más a fondo en nuestra relación. Lo que tratamos de decir es que, no lo tomemos a la ligera, actuemos con mucha concentración y astucia en recopilar y analizar la poca o mucha información que obtengamos.

Tomemos un ejemplo de la Vida Real, muy parecido a encontrar el elegido o la elegida.

““¿Qué pasa cuando alguna empresa busca una persona para un puesto vacante?

–Se tiene un perfil  de puesto con Requisitos, Características, Habilidades, Conocimientos, Experiencia, Actitud, Comportamiento, Valores y Principios.

–Para lo cual hay entrevistas con una cantidad grande de preguntas y evaluaciones, teóricas y prácticas, tomando en cuenta el desenvolvimiento verbal y no verbal, y después de corroborar las respuestas con las referencias encontradas: todo esto  dará como resultado una calificación aprobatoria o reprobatoria.””

¿Debería ser así de fría nuestra búsqueda del Amor Verdadero? ¡Juzguen por ustedes mismo(a)s!.

He aquí un ejemplo sencillo de cómo aplicar estos principios:

““Hubo una vez un hombre, cuya mujer ideal debería tener 5 características, que Él llamaba las 5 “S´s”: Sincera, Sencilla, Simpática, Sensual y Sabia. Y en su búsqueda encontró a una Mujer de la cual quedó prendado desde las primeras veces que la conoció y habló con Ella. Estaba literalmente aferrado a conquistarla y se desvivía por agradarla. Desafortunadamente esta Mujer no le hacía mucho caso pues solo le interesaba como amigo. Llegó el momento en que Él se sentía desesperado, había intentado todo lo habido y por haber para lograr su Amor, pero…..nada. Tuvo la fortuna de platicarle su desdicha a una amiga de la infancia, la cual después de escuchar su triste historia le pregunto a Él:

–¿Crees desde el fondo de tu Corazón que esta Mujer es Sincera? Y Él contestó: No.

–¿Crees desde el fondo de tu Alma que esta Mujer es Sencilla? Y Él contestó: Pues no.

–¿Crees desde el fondo de tu Mente que esta Mujer es Simpática? Y Él contestó: No.

–¿Crees desde el fondo de tu Espíritu que esta Mujer es Sensual? Y Él contestó: Algo.

–¿Crees desde el fondo de tu Razón que esta Mujer es Sabia? Y Él contestó: Pues no.

Él estaba sorprendido de como el “Enamoramiento” había nublado su entendimiento y su inteligencia y lo había hecho olvidarse de sus más básicos requerimientos. Aunque créannos que toda esa experiencia le dio mucho aprendizaje, que ahora valía Oro””.

Hombre y Mujer Comprometidos, he ahí 5 de nuestros aliados que nos ayudarán a discernir y calificar objetivamente. (Corazón, Alma, Mente, Espíritu, Razón).

Definitivamente no es fácil, ni tampoco es rápido, pero debe de valer la pena, para tomarnos tantas molestias.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a que en nuestra relación de Noviazgo se logren los objetivos para lo que fue creado: conocimiento y aceptación mutua, acuerdo del proyecto de Vida juntos, preparación en saber lo que nos espera, y una fuerte convicción de que nos guías como Padre Amoroso que eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.