Clichés y Noviazgo (11.7)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

En palabras concisas: “De lo que se trata el Noviazgo es de tener los argumentos y pruebas necesarias para tener la seguridad de que nuestra relación Amorosa resultará en una Vida Matrimonial duradera y Feliz”. Ni más ni menos.

Entonces es lógico pensar que nuestro modelo de Amor deberá ser alguien que lo haya prodigado como nunca nadie más lo ha hecho, ni lo hará jamás.

“Si de Amor se trata, solo hay una máxima autoridad y ejemplo a seguir”.

Y sin ninguna duda, ese alguien es Nuestro Señor Jesucristo, imitarlo nos ayudará a tomar decisiones y a seguir pautas seguras y confiables para “Amar, a la manera de Dios”. Y aun mucho después, en las etapas de Matrimonio y Familia.

–“Nuestro Señor Jesucristo, sin temor a equivocarnos es el único modelo a seguir para Amar y definitivamente buscar ser amados por alguien así”.

–“Amar menos que como Él lo hizo es no hacer uso de nuestra gran capacidad de Amar”.

–“Aceptar que nos amen menos que como Él ama, es quedar por debajo de nuestra dignidad”.

Nuestro Señor Jesucristo es:

1–Alguien que siempre está dispuesto a escucharnos, es todo oídos, y está al alcance de tan solo una oración de distancia.

2–Alguien que nos ama de una manera individual, y nos lo demuestra todos los días, mostrándonos todas las maravillas que pasan a nuestro alrededor.

3–Alguien que solo quiere nuestro bienestar y que seamos felices, aunque esto no significa que no tendremos Adversidades, más bien significa que Él siempre estará a nuestro lado, apoyándonos.

4–Alguien que lo único que quiere es que nos dejemos amar por Él, pues sabe mejor que nadie lo que nos conviene, para lograr ser Felices.

Todo el mundo nos puede defraudar y herir, pero el Amor de Dios es la perfección, un día date la oportunidad, haz la prueba y verás que nunca más te volverás a sentir solo(a), desprotegido(a), inseguro(a) o perdido(a).

De veras un día date la oportunidad de conocerlo:

–Primero por medio de los Evangelios, leídos y meditados con tu mente y corazón abiertos y completos.

–Después por medio de la Oración personal con Él, rogándole que te conceda el Don del Amor. Para lo cual debes estar preparado(a) ya que te dará enormes oportunidades para que aprendas a Amar de Verdad.

Hombre y Mujer comprometidos, si aún no tienen a Nuestro Señor Jesucristo como su guía y Señor, este es el momento de hacerlo. Los invitamos a hacer la prueba, tienen mucho más que ganar de lo que se imaginan y nada que perder.

Tenemos la  solución más segura frente a nosotros, hagamos un uso excelente de nuestro Libre Albedrío y en el corto plazo nos daremos cuenta que imitar el Amor de nuestro Señor Jesucristo, dándonos a nosotros mismos, es lo mejor que pudimos haber hecho en nuestra búsqueda de la tan anhelada Felicidad.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a que en nuestra relación de Noviazgo se logren los objetivos para lo que fue creado: conocimiento y aceptación mutua, acuerdo del proyecto de Vida juntos, preparación en saber lo que nos espera, y una fuerte convicción de que nos guías como Padre Amoroso que eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.