Clichés y Noviazgo (11.8)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

CIC # 1632: “»Para que el «Sí» de los Esposos sea un acto libre y responsable, y para que la alianza Matrimonial tenga fundamentos humanos y cristianos sólidos y estables: La Preparación para el Matrimonio es de primera importancia.

–El ejemplo y la enseñanza dados por los Padres y por las Familias son el camino privilegiado de esta Preparación.

–El papel de los pastores y de la comunidad cristiana como «Familia de Dios» es indispensable para la transmisión de los Valores humanos y cristianos del Matrimonio y de la Familia, y esto con mayor razón en nuestra época en la que muchos jóvenes conocen la experiencia de hogares rotos que ya no aseguran suficientemente esta iniciación.

Los jóvenes deben ser instruidos adecuada y oportunamente sobre la dignidad, tareas y ejercicio del Amor Conyugal, sobre todo en el seno de la misma Familia, para que, educados en el cultivo de la castidad, puedan pasar, a la edad conveniente, de un honesto Noviazgo vivido al Matrimonio”».

En este numeral del Catecismo de la Iglesia Católica, encontramos el concepto que debería ser el Máximo Ideal a buscar y lograr después de haber conseguido un Noviazgo excelente. Es el concepto de Familia. (Debido a su claridad e importancia, los invitamos a leerlo varias veces, meditando cada palabra nuevamente.)

“”En el concepto “Familia” es donde todo este camino y lucha, adquieren un sentido Superior, Supremo y Excelso””.

Tanto cuando hablamos de la Sociedad humana, como cuando hablamos del Reino de Dios: La Familia es la base fundamental que soporta el buen funcionamiento y comportamiento de todos los sistemas de este mundo.

Sin la Familia actuando es claro e inminente que pudiera existir una degradación pausada que nos llevaría al colapso de las sociedades. Lo cual ya lo estamos viviendo desde hace algún tiempo.

–Por lo tanto la gran importancia que desde Nuestro Noviazgo las cosas se hagan siempre como Dios lo manda, su palabra la tenemos muy cerca, tan solo tenemos que abrir y leer la Biblia, y escuchar sus consejos, directrices, promesas y consuelos.

–En un buen porcentaje, esto asegurará que Nuestro Matrimonio se libre bajo las bases más sólidas y fuertes que pudieran existir.

–Y luego entonces al llegar nuestros numerosos hijos e hijas, formaremos Nuestra Familia que se seguirá rigiendo por los más perfectos Valores y Principios de Superación y Trascendencia Humana.

Hombre y Mujer Comprometidos, la pregunta obligada es:

–¿Así están visualizando y dándole la importancia a la Misión que  tienen como Novios exitosos?

–¿Si le están dando a su Noviazgo el Grado Divino de Trascendencia que tiene?

–¿Sin alcanzan a vislumbrar el daño extremo que se avecinaría si el Matrimonio y la Familia se siguen rompiendo?

El maligno no descansa y su deporte favorito es destruir Matrimonios, Familias y hogares enteros. ¡Démosle la pelea dándonos cuenta de nuestra Intervención Divina en el plan de Dios Nuestro Señor!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a que en nuestra relación de Noviazgo se logren los objetivos para lo que fue creado: conocimiento y aceptación mutua, acuerdo del proyecto de Vida juntos, preparación en saber lo que nos espera, y una fuerte convicción de que nos guías como Padre Amoroso que eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.