Razones Correctas (12.1)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Con la venia bendita de Dios Nuestro Señor y con el permiso para entrar en sus espacios de ustedes Novio y Novia, Esposo y Esposa, damos inicio a este Tema # 12.

Por definición, “Correcto” significa que no tiene ninguna falta, error o defecto. Que es acertado y adecuado. Este concepto lo vamos entender como algo objetivo, en el sentido de que “Hacer lo correcto” debe conducirnos siempre a obtener “Excelentes resultados”. Cualquier resultado por debajo de lo excelente, será señal inequívoca de que no se hizo lo correcto.

Aunque debemos admitir que siempre podrá haber oportunidad de hacer reparaciones, solo es cuestión de que a quienes les fallamos, nos permitan hacerlas. Y en este proceso, “Aprender de los errores”, será nuestro más elemental deber.

Empecemos por analizar un poco la cita Bíblica de esta imagen 12.1, obtenida del Evangelio según San Lucas 20, 21:

–Refiriéndose a Nuestro Señor Jesucristo como Maestro que lo que dice y enseña es lo correcto, nos está sugiriendo que todo lo que está escrito en los Evangelios, no tiene ninguna falta, ningún error ni ningún defecto, además es acertado y adecuado.

–Cada palabra salida de la boca de Jesucristo Nuestro Señor, deveras enseña el Camino de Dios. Es más, aún más claro quedó en San Juan 14, 6: “Jesús le contestó, Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Esta es palabra de Dios.

–Entonces, Novio y Novia, Esposo y Esposa, ya tenemos aquí nuestra guía a seguir para hacer lo correcto. Un único Camino que andar y seguir, una única Verdad que creer para poder ver y oír, una Vida que elegir y anhelar, eterna y con quien nos ama.

–Alegrémonos, porque también una buena parte de lo que dice Nuestro Señor Jesucristo en los Evangelios son “Promesas de Dios”, promesas que se cumplirán para todo aquel que hace su Voluntad.

–Una vez un Sacerdote nos dio la clave para Ser Felices por Siempre: “Sólo es necesario empatar la Santa Voluntad de Dios a nuestro Libre Albedrio”. Así de fácil es vivir y mantenerse Felices. Hagamos la prueba, de verdad es un gran privilegio y un gran honor servir a un Señor que solo quiere el bienestar y la Felicidad para nosotros.

Hombre y Mujer Comprometidos, he aquí la reflexión de esta palabra de Dios, solo nos resta sugerirles que para empezar, lean y relean los Evangelios. De Nuestro Señor Jesucristo hagan suyas sus palabras, su manera de ver la Vida, sus promesas, imiten su actuación y luego toda esa sabiduría adquirida literalmente la vuelquen en sus respectivas parejas.

Y recuerden siempre que: “Encontrar la Pareja para toda la Vida es algo muy sencillo, seguro y verdadero, si hacemos las cosas correctamente”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, muéstranos el Camino, pues queremos seguirte; enséñanos la Verdad, pues no queremos equivocarnos; y tómanos a mi pareja y a Mi, fuertemente de tu mano bendita para no alejarnos de esta Vida que nos permitirá permanecer contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.