Razones Correctas (12.13)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Algunas veces con algunas parejas suceden alguna o ambas de estas situaciones:

–Separación no planeada con mucha distancia y espacio de por medio. Aunque no necesariamente dura mucho tiempo. Y/o ….

–Separación no planeada por un largo periodo de Tiempo. Aunque no necesariamente tiene que haber mucha distancia de por medio.

Lo cual puede ocasionar alguno de estos resultados:

–O la relación se fortalece porque ambos se dan cuenta que, sí se extrañan mutuamente, sí se necesitan, sí se hacen falta, en pocas palabras sí se aman y se son fieles.

–O la relación entra en una etapa de indiferencia y desilusión al darse cuenta de que no hay ninguna afectación a su estado de ánimo o ninguna preocupación fuera de lo normal.

Cuando estas separaciones ocurren por Razones fuera de nuestro control, son pruebas que simplemente se nos presentan y son muy buenas ocasiones para hacer un análisis profundo de nuestros pensamientos, sentimientos y expectativas.

Es aconsejable que si hay la oportunidad de que sucedan este tipo de situaciones las aprovechemos y veamos que pasa. Pero eso sí, en ningún momento hay que forzar a que sucedan cuando no hay ninguna Razón Verdadera de por medio.

La Distancia y el Tiempo son situaciones que hacen un trabajo silencioso pero muy efectivo, pues lo queramos o no: Nos hacen reflexionar. Nos provocan hacernos “Preguntas Clave y Trascendentales” que de ninguna otra manera nos haríamos. Y ese tipo de preguntas conducen a unas respuestas muy especiales que son consecuencia de este estado de separación corporal.

Sea cual fuere el resultado es algo que solamente se dará padeciendo este tipo de separaciones y no de ninguna otra manera.

Hombre y Mujer Comprometidos: ¡Que grandioso sería constatar que después de una separación por un largo periodo de tiempo el Amor que sentíamos se ha fortalecido y que todas las dudas que pudieron haber existido, ya se han superado ampliamente! Detrás de este resultado seguramente hubo un trabajo mutuo repleto de acciones significativas.

Y no menos importante, pues también es bueno constatar que nuestro Amor no resistió ese tipo de pruebas y de ahí pues solo queda hacer un replanteamiento a nuestro Noviazgo. No todo está perdido, quizás solamente sea necesario hacer las cosas de diferente manera y darle el justo Valor que tienen las cosas. “Nunca estará de más que le pidamos a Dios Nuestro Señor que sea nuestro guía en esta vicisitud”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, muéstranos el Camino, pues queremos seguirte; enséñanos la Verdad, pues no queremos equivocarnos; y tómanos a mi pareja y a Mí, fuertemente de tu mano bendita para no alejarnos de esta Vida que nos permitirá permanecer contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.