Compromisos (13.1)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Comenzamos esta Lección y este Tema con algo muy necesario, como lo es la definición de “Compromiso”. La definición que más se adapta para el propósito de este Curso de Formación es:

–Acuerdo Formal al que llegan 2 o más partes, tras hacer ciertas concesiones cada una de ellas. A su vez el “Compromiso” es una obligación que es importante cumplirla tal y como se acordó. Lo cual es privilegio de Hombres Verdaderos y Mujeres Verdaderas.

La Vida nos ha enseñado que para que funcione cabalmente el cumplimiento de los Compromisos, éstos deben poseer ciertas características esenciales:

1–Deben ser hechos por Amor, porque se desea la Felicidad y el bienestar de nuestra pareja, más que nada en este mundo.

2–Deben hacerse con plena libertad de decisión, se hacen sin ninguna influencia externa, de una manera natural, sencilla y espontánea.

3–Deben hacerse con pleno conocimiento de causa, saber exactamente cuáles serán las consecuencias de estas acciones y aceptarlas sin ningún recelo.

4–Deben hacerse con pleno convencimiento de que es lo mejor, simplemente se hacen porque se quiere hacerlo, para tener un “Orden que todo Matrimonio requiere”.

Y precisamente para tener ese “Orden que todo Matrimonio requiere”, algunos Compromisos pueden resultar un verdadero sacrificio.

Algunos ejemplos de estos sacrificios son:

–Dejar los vicios que nos hacen daño como Pareja y como Futura Familia.

–Dejar los hábitos y/o actividades que nos denigran como personas.

–Dejar de hacer cosas sin ningún beneficio que absorban los recursos de la pareja.

Pero una cosa si es bien cierta y es que, si estos sacrificios y su correspondiente Compromiso, se hacen y se aceptan “Por Amor”, las decisiones serán más fáciles de tomar y sobretodo de mantener y velar por el Orden establecido.

Ya habíamos establecido en una Lección anterior que el mejor sinónimo del concepto “Amor” es: el concepto “Sacrificio”.

Dios Nuestro Señor nos enseñó con hechos esta acción como lo describe en el versículo San Juan 3, 16:  “Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Único Hijo, para que todo el que crea en Él, no perezca sino que tenga Vida eterna”. Esta es palabra de Dios.

Hombre y Mujer Comprometidos: ¡Muchas Felicidades! por su Compromiso de Vida, han pasado a formar parte de ese grupo selecto de seres humanos que afrontan el reto de formar un Matrimonio ejemplar con miras a tener una Familia numerosa para llenar La Tierra, tal y como Dios Nuestro Señor lo manda en Génesis 1, 27-28: “Dios creó al Hombre a imagen de Dios, lo creó Varón y Mujer, y los bendijo diciéndoles: procread y multiplicaos y llenad la tierra”. Esta es palabra de Dios.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a discernir cuales son las enseñanzas que más necesitamos aplicar para nuestro caso en particular, obtenidas de este Curso de Formación. Somos “Materia Dispuesta” y queremos que tus manos benditas nos moldeen a tu imagen y semejanza, para dar muchos frutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.