Compromisos (13.5)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Seguimos haciendo alusión a la imagen de esta lección, sigamos analizando un poco mas esta conversación de un Novio y una Novia, a 2 días de su Boda por la Iglesia, que pudiera ser el caso de muchas parejas que existen en este momento.

–¡El Novio maduro y Comprometido en acción! Calmando las dudas y temores de su Amada, y tratando de infundirle la entera confianza que se requiere en esos momentos.

-Recalcándole que su Compromiso es Verdadero y Auténtico y que está muy consciente de la gran encomienda que ha recibido de Dios Nuestro Señor como cabeza de ese Naciente Matrimonio y prometedora Familia.

—A pesar de los enunciados del Novio, la Novia insiste en expresar lo abrumada que se siente en esos momentos, como si quisiera que el Novio profundizara aun más en la Autenticidad de su Compromiso. O como si Ella por sí misma quisiera estar segura y convencida de que Ella es la persona adecuada en esta relación.

—Lo que abruma a la Novia es pensar en:

-Todas las Promesas que uno hace para el Matrimonio.

Promesas que se convierten en Compromisos.

Compromisos que hay que darles el Cumplimiento como demostración de que queremos que el Matrimonio siga teniendo fuertes cimientos y sólida Construcción.

Hombre y Mujer Comprometidos: si han hecho las cosas a “La Manera que Dios Nuestro Señor lo manda”, no tienen por qué abrumarse pues todos la promesas, compromisos y cumplimientos irán fluyendo de una manera sencilla, dócil y programada según los tiempos de Dios. Sino lo han hecho a “La Manera que Dios Nuestro Señor lo manda”, aun tienen tiempo de rectificar, hagan la prueba y verán que no tienen nada que perder y sí mucho más que ganar de lo que se imaginan.

Y recuerden, que debemos buscar ser reconocidos, NO como “Una pareja muy bonita”, sino como “Un Tremendo Equipo ganador”.

Un fuerte equipo de 3 integrantes,

–Dios Nuestro Señor como guía, protector y Señor.

–Un Verdadero Hombre en su papel de Cabeza de la Relación.

–Una Verdadera Mujer en su papel de Corazón de la Relación.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a discernir cuales son las enseñanzas que más necesitamos aplicar para nuestro caso en particular, obtenidas de este Curso de Formación. Somos “Materia Dispuesta” y queremos que tus manos benditas nos moldeen a tu imagen y semejanza, para dar muchos frutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.