Compromisos (13.9)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Lo que estamos presentando, solo son algunos ejemplos básicos de Compromisos, los cuales indiscutiblemente deberán adecuarse y aún agregarse más, según las necesidades y personalidades de cada Relación de Pareja.

Es muy difícil que haya una lista de Compromisos que aplique para todos y todas, por la simple y sencilla razón de que todos somos diferentes y nuestras relaciones de pareja también lo son.

Pero si hay un requisito indispensable para que los Compromisos se hagan con toda la intención de cumplirlos y eso es: “Que sean motivados por el Amor Verdadero y Auténtico. El cual tenderá, en un futuro muy cercano a convertirse en Amor Conyugal”. (Para mayor información ver Tema # 1).

Los Compromisos posteados en la imagen de esta lección 13.8, tienen como característica común: “El comprometerse a dedicar todos los recursos y esfuerzos al bienestar de la Familia”.

—1Corintios 7, 4: “Ni la Esposa es dueña de su propio cuerpo, puesto que pertenece a su Esposo, ni el Esposo es dueño de su propio cuerpo, puesto que pertenece a su Esposa”. Esta es palabra de Dios.

—C.I.C. #2207: “La Familia es la “célula original de la Vida social”. Es la sociedad natural en que el Hombre y la Mujer son llamados al don de sí en el Amor y en el don de la Vida. La autoridad, la estabilidad y la Vida de relación en el seno de la Familia constituyen los fundamentos de la libertad, de la seguridad, de la fraternidad en el seno de la sociedad. La Familia es la comunidad en la que, desde la infancia, se pueden aprender los valores morales, se comienza a honrar a Dios y a usar bien de la libertad. La Vida de Familia es iniciación a la Vida en sociedad”.

Hombre y Mujer Comprometidos: no se preocupen si en un principio los Compromisos no están perfectamente planteados, lo mas importante es que haya “Una Firme Convicción” de ganarse y merecer con creces el título de “Verdadero Hombre” y “Verdadera Mujer”.

“Los Verdaderos Seres Humanos son los que cumplen consigo mismos, con su pareja y con su Familia, y si es preciso a precio de Sacrificio”.

Y recuerden, que debemos buscar ser reconocidos, NO como “Una pareja muy bonita”, sino como “Un Tremendo Equipo ganador”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a discernir cuales son las enseñanzas que más necesitamos aplicar para nuestro caso en particular, obtenidas de este Curso de Formación. Somos “Materia Dispuesta” y queremos que tus manos benditas nos moldeen a tu imagen y semejanza, para dar muchos frutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.