Áreas de Oportunidad (14.1)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Estimados Hombre y Mujer Comprometidos, con esta cita Bíblica damos inicio al Tema # 14, al que llamamos “Áreas de Oportunidad”, lo cual no es otra cosa que las áreas de nuestras personalidades que necesitan ser Fortalecidas y Valoradas.

Y precisamente de lo que habla esta cita Bíblica es que el Hombre y la Mujer son diferentes. Es como dice el poema del Cantar de los Cantares, asemeja a la Mujer como una “Rosa” y al Hombre como un “Árbol frutal”, lo cual son dos cosas muy diferentes.

Y aquí es donde tiene una gran aplicación el concepto de “Áreas de Oportunidad”: Siempre que detectemos una diferencia, de cualquier tipo que sea, en nuestra pareja, se presentará la oportunidad de hacer 2 cosas:

–Fortalecer el área de nuestra personalidad que haga que aceptemos y comprendamos que esa diferencia es necesaria para complementarnos. Y….

–Valorar esa área de la personalidad de nuestra pareja, por el simple hecho de que es parte de su Ser Interno especial.

Una Verdad Práctica es que no podemos pasarnos la Vida intentando cambiar a las personas de sus características que no nos agradan.

Otra Verdad Práctica es que tampoco nos podemos pasar la Vida rechazando a las personas que son diferentes a nosotros.

Y una tercera Verdad Práctica es que será muy difícil que encontremos a alguien que sea exactamente igual como lo hemos idealizado. La cruda realidad es que siempre poseerá algunas características inherentes a su sexualidad. Las cuales debemos conocer para saber a qué atenernos. (Más adelante las conoceremos, dentro de este Tema)

Este es un caso que se resuelve haciendo un “Balance de Personalidad”, lo cual no es otra cosa que:

–Enlistar las cualidades aceptables y las diferencias no aceptables de la persona y hacer el balance preguntándonos con honestidad si seremos capaces de Comprender y Aceptar esas diferencias. Esto debe ser una decisión personal para cada caso en particular.

Hombre y Mujer Comprometidos: si de verdad ya decidimos aceptar y comprender ese cúmulo de diferencias, pronto nos daremos cuenta que de esta manera siempre resultará más fácil la convivencia y el trato diario.

Es un hecho real que somos diferentes, pero siendo mas las compatibilidades, ¡Vale la pena luchar y seguir!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Mio Jesucristo, te quiero confesar que Yo como Hombre que soy, amo profundamente a mi Mujer. A la vez queremos pedirte que nos ayudes a darnos cuenta en todo momento que, aunque pensamos, sentimos y somos diferentes, nuestro Amor más la Comprensión y Aceptación, deberán ser suficientes para vencer cualquier diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.