Áreas de Oportunidad (14.13)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

¿De qué estamos hablando aquí? Pues sencillamente de escoger bien y de seleccionar mejor, lo cual no es otra cosa que: “Elegir a una persona entre un conjunto por unos determinados motivos o criterios”.

Ya sea que haya sido el Hombre el que haya escogido a la Mujer o viceversa, el hecho irrefutable es que finalmente cada quien tiene la última palabra de seguir o no con la relación.

Hablando de los “Motivos o Criterios de Selección”, lo que podemos proponer es que sean Motivos o Criterios “Trascendentales”.

““Conocemos a un Hombre que durante un tiempo tuvo muchas amigas de todo tipo y después de convivir con Ellas en todo tipo de situaciones y ambientes, seleccionó a algunas para empezar a tratarlas de una manera más personal y cercana.

Aunque diferentes entre Ellas, logró encontrar y descubrir ciertas características de sus personalidades.

-Una de Ellas era muy madura para la edad que tenía, segura de sí misma, hasta cierto punto ambiciosa, se le notaba cierta necesidad de sobresalir, de ser alguien en la Vida. Le gustaba expresar sus emociones y sentimientos. Él se sentía un poco inseguro ante tanta seguridad y ambición.

-Una de Ellas era muy sencilla y confiada, se conformaba con muy poco y fue muy paciente ya que por algún tiempo no pretendió nada mas que aquello que ese Hombre le podía dar. Él se sentía como que le faltaba algo a la relación.

-Una de Ellas era lo que se dice fría y calculadora, se las daba de mucho mundo y mucha experiencia, pero bastaron unas cuantas salidas con Ella para darse cuenta de que no era muy sincera. Definitivamente Él terminó por no sentirse a gusto con su compañía.

-Una de Ellas era muy simpática y sociable, irradiaba positivismo y optimismo, disciplinada como pocas y además organizaba muy bien su tiempo. Tenia sus planes y les dedicaba los recursos necesarios para cumplirlos. Probablemente todo hubiera ido bien sino fuera por la intervención de sus Padres.

-Finalmente resultó que, con una de Ellas, logró descubrirle todas las características excelentes que tenían todas las demás juntas. Y además las propias cualidades muy personales de Ella. Al mismo tiempo que los defectos eran muy pocos e insignificantes. Este Hombre no era tonto y decidió formalizar esta relación, y aunque aparentemente Él tuvo para escoger, resultó que a Él lo escogieron más desde antes””.

Hombre y Mujer Comprometidos: quiera Dios Nuestro Señor que los Motivos y Criterios que hayan tomado en cuenta para decidir estar juntos hayan sido Racionales y Espirituales. Los cuales les podemos asegurar que son los que dan resultados más Verdaderos y Duraderos.

Es un hecho real que somos diferentes, pero siendo más las compatibilidades, ¡Vale la pena luchar y seguir!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Mio Jesucristo, te quiero confesar que Yo como Hombre que soy, amo profundamente a mi Mujer. A la vez queremos pedirte que nos ayudes a darnos cuenta en todo momento que, aunque pensamos, sentimos y somos diferentes, nuestro Amor más la Comprensión y Aceptación, deberán ser suficientes para vencer cualquier diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.