Áreas de Oportunidad (14.3)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Sigamos describiendo las características básicas de la Sexualidad Masculina y la Femenina. Tal y como Dios Nuestro Señor concibió estos Dos únicos diseños.

–En el Hombre el Amor es conquista, en la Mujer es seducción: necesita ser amada.

–La psicología del Hombre es distinta de la de la Mujer. Al Hombre le cautiva la belleza, la delicadeza y la ternura de la Mujer. A Ella la fuerza, el valor y la decisión del Hombre.

–Para Él la atracción hacia el otro sexo es más carnal; para Ella es más sentimental. No es raro que un Hombre sienta atracción sexual sin Amor, y una Mujer experimente el Amor sin tener deseos sexuales. Lo contrario es menos frecuente.

–Las Mujeres suelen preferir los Hombres Atractivos más que los Hombres guapos.

–Lo que para un Hombre puede ser un episodio sin importancia, un pasatiempo o una broma, para una Mujer es algo que le puede afectar profundamente.

–Es muy raro que una joven llegue a la entrega total de su cuerpo por deseo pasional. Es mucho más frecuente que lo haga invadida por una ternura que le impulse a dar lo que se le pide, aunque su conciencia se lo reproche.

–El día Típico de un Hombre se caracteriza por razonar, reflexionar, buscar la lógica en las situaciones que se le presentan. Su Carácter carece casi por completo de emociones y sentimentalismos. En su trabajo busca ser efectivo, productivo, competitivo y enérgico, aunque no necesariamente de una manera ordenada. Aunque no es muy bueno para comunicarse.

–El día Típico de una Mujer se caracteriza por la expresión de sus sentimientos, nunca oculta sus estados de ánimo. Se le facilita mucho el comunicar cualquier cosa. Le da mucha mayor importancia a la forma y decoración de cómo se ven las cosas. En el trabajo es ordenada, hace sugerencias, utiliza su intuición, es receptiva y trata siempre de agradar y servir.

Hombre y Mujer Comprometidos: Bajo las mismas circunstancias ninguno de ustedes Dos está equivocado(a). Simplemente debemos verlo como las más básicas “Maneras de Ser” muy suyas y muy propias, de cada quien. “Hombres y Mujeres denle un realce majestuoso a su Masculinidad y Femineidad, con mucho Amor, como Dios Nuestro Señor lo manda y la Comprensión y Aceptación de su respectiva pareja, no se harán esperar”.

Es un hecho real que somos diferentes, pero siendo más las compatibilidades, ¡Vale la pena luchar y seguir!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Mio Jesucristo, te quiero confesar que Yo como Hombre que soy, amo profundamente a mi Mujer. A la vez queremos pedirte que nos ayudes a darnos cuenta en todo momento que, aunque pensamos, sentimos y somos diferentes, nuestro Amor más la Comprensión y Aceptación, deberán ser suficientes para vencer cualquier diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.