Áreas de Oportunidad (14.8)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Mencionamos en las lecciones anteriores que un paso importante para que la relación llegue a madurar es ser capaces de Comprender y Aceptar las diferencias intrínsecas de las sexualidades Masculina y Femenina.

Luego entonces, vamos a darle el sentido al significado de “Ser Compatibles”, de acuerdo con el pensamiento mundial y que también es el pensamiento de nuestro grupo de Matrimonios: “Ser compatibles es haber desarrollado la habilidad de conocerse, respetarse, comprenderse, aceptarse y aprender a convivir con la otra persona tal y como es. Justamente una señal de baja Compatibilidad es pretender cambiar al otro(a)”.

Queremos resaltar la gran importancia que tiene la convivencia que se experimenta en el Noviazgo, precisamente para desarrollar esa habilidad de conocerse mas a profundidad.

Mucho tiempo se ha mencionado en muchas situaciones, que la causa principal de las separaciones Matrimoniales es la “Incompatibilidad de Caracteres”, y cuando se menciona esta causa por varias generaciones, debe ser porque hay certeza de que así sea.

Hablar de Compatibilidad es sumergirnos directamente en el ámbito emocional y espiritual de la persona. Y para ello no solo basta el sentido de la vista, sino que debemos estar alertas con una mente bien abierta y los demás sentidos afines.

Nos hemos preguntado una y mil veces, cuántos Noviazgos y cuántos Matrimonios se hubieran evitado deshacer, si ambos “declarados incompatibles” se hubieran tomado la pequeña molestia de haberse conocido realmente con su pareja, y haberse dado cuenta que ahí estaban las compatibilidades para reforzar una buena relación, y haberse dado cuenta también que las diferencias son reales pero que forman parte de su sexualidad interna. Y por este simple hecho aprender a comprenderlas y aceptarlas.

Hombre y Mujer Comprometidos: definitivamente tenemos esta importante tarea por hacer, desarrollar esa “Habilidad de Conocernos Mejor”.

Nunca estará de más:

–Hacer todas las preguntas que creamos necesarias.

–Convivir en una gran variedad de ambientes y situaciones.

–Contestar honestamente todas las preguntas que nos haga nuestra pareja.

–No hacer suposiciones, sino aclarar cualquier duda que se tenga por medio del mejor de los diálogos y la comunicación.

En este Curso de Formación, en innumerables ocasiones se han mencionado pautas a seguir para que esto suceda. Quiera Dios Nuestro Señor que estén aplicando alguna de las tantas recomendaciones y propuestas que se han planteado en estos espacios.

Es un hecho real que somos diferentes, pero siendo más las compatibilidades, ¡Vale la pena luchar y seguir!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Mio Jesucristo, te quiero confesar que Yo como Hombre que soy, amo profundamente a mi Mujer. A la vez queremos pedirte que nos ayudes a darnos cuenta en todo momento que, aunque pensamos, sentimos y somos diferentes, nuestro Amor más la Comprensión y Aceptación, deberán ser suficientes para vencer cualquier diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.