Sexualidad Conyugal (15.15)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Los métodos mencionados de “Control Natal Naturales” merecen la clasificación de “Conocimiento Indispensable” y por lo tanto es de vital importancia que los Novios Comprometidos se preocupen por aprender todo lo que puedan acerca de esos temas que van a necesitar aplicar.

Por otro lado, es claro que los métodos que no están en esa lista son transgresiones graves a la Ley de Dios y solo están mencionados arriba, como ejemplo, los más utilizados.

Recordemos que esto no es una cuestión que venga de alguna mente humana, sino que estos mandatos vienen directamente de Dios Nuestro Señor y de nadie más.

Simple y sencillamente, Él nos creó, nos bendijo y nos mandó procrear.

Génesis 1, 27-28: “Dios creó al Hombre a imagen de Dios, lo creó Varón y Mujer, y los bendijo diciéndoles: procread y multiplicaos y llenad, La Tierra”. Esta es palabra de Dios.

Cabe mencionar uno de los 7 “Postulados de Oro del Amor Verdadero” el cual dice así “Apostarle al Amor Sinceramente es estar a favor de la Vida y la Fidelidad y rechazar rotundamente el pecado y la muerte”. (Estos postulados propuestos vienen completos en una de las páginas superiores de este Blog).

No nos cansaremos de recalcar que esta “Actitud” de Amor Sincero, de estar a favor de la Vida y la Fidelidad y de rechazar el pecado y la muerte, solo puede venir de mentes y convicciones de Hombres Verdaderos y Mujeres Verdaderas.

“Rechazar el pecado y la muerte esta íntimamente relacionado con rechazar la Contracepción y el aborto”.

Hombre y Mujer Comprometidos: quiera Dios Nuestro Señor que su compromiso tenga el alcance de defender la Vida por sobre todas las cosas, le toca al Matrimonio divinamente instituido defenderse a sí mismo y de esta manera aceptar por todo lo alto el mandato de Dios Nuestro Señor dado en Génesis 1, 28.

Oración por la Defensa del Matrimonio.

Padre Eterno, Tú que nos creaste a tu imagen y semejanza,

Hombre y Mujer nos creaste para unirnos y ser fecundos,

No permitas que prosperen proyectos e iniciativas humanos

Que atenten contra la Obra de tus manos.

Líbranos de la tentación de inventar o aceptar

Una creación alternativa que desdeñe tu Divina Voluntad.

Danos, la Gracia y el Valor, de promover y defender

Tu sabio designio de Amor para el Matrimonio y la Familia,

Bajo el amparo y la guía de Jesús, José y María, Amén.

¡Grabemos en nuestra Alma que nunca jamás, dejemos el Amor para después!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesús, Padre Misericordioso, te consagro mi Vida, mi Matrimonio, mi Cónyuge, mi Familia, tómanos de tu mano bendita y nunca nos sueltes, estamos seguros de que contigo como Padre, nada podemos temer. Por nuestra parte haremos lo que tengamos que hacer para permanecer en tu Gracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.