Sexualidad Conyugal (15.5)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Y seguimos analizando esta Palabra poderosa de Dios:

Génesis 1, 27-28: “Dios creó al Hombre a imagen de Dios, lo creó Varón y Mujer, y los bendijo diciéndoles: procread y multiplicaos y llenad, La Tierra”. Esta es palabra de Dios.

Varón y Mujer bendecidos, ustedes tienen la Misión y el mandato Divinos de “procread y multiplicaos y llenad la Tierra”, lo cual es algo que está contenido muy profundamente dentro del Matrimonio. Por lo cual se deduce que es dentro de la Unión Bendecida por Dios Nuestro Señor donde se debe ejercer este “Derecho y Obligación”.

“Procrear y llenar la Tierra”, misión privilegiada que supone tener siempre en mente la Fecundidad, lo cual solo funciona entre un Hombre y una Mujer.

San Mateo 19, 5-6: “Y dijo: Por eso, el Hombre dejará a su Padre y a su Madre para unirse a su Esposa, y los dos serán una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios ha unido, no lo separe el Hombre”. Esta es palabra de Dios.

Esa Unión Bendecida por Dios Nuestro Señor se ejerce por medio de una relación de sexualidades que celebran los cónyuges con todos sus sentidos, sensibilidades y espiritualidades. El Amor Conyugal en plena acción.

Es una realidad que en el Matrimonio bendecido por Dios: “Los Cónyuges no hacen el Amor, sino que Celebran el Amor”.

Literalmente fusionan sus cuerpos en uno solo, y su mente, su corazón y su espíritu se entrelazan de una manera sobrenatural y divina. Es la unión de las Dos únicas sexualidades creadas por Dios Nuestro Señor.

La única relación de sexualidades donde se da un “Compromiso de donación total, definitiva y exclusiva”, sólo se da dentro del Matrimonio y de esa manera es la máxima unión de almas y corazones, es decir, una donación a una sola persona con exclusión de todas las demás. Este Compromiso de donación es el camino a la Fidelidad.

Hombre y Mujer Comprometidos: en este camino de Bendición recordemos que no debemos quedarnos estancados solamente en la Unión corporal, mas importante será dar el paso lo mas pronto posible a la unión de corazones y almas, dicho en otras palabras, es llevar la Unión corporal al plano de la Unión espiritual. “Es ejercer y llevar el Amor Verdadero y Auténtico a su máxima expresión y significado”.

¡Démosle a Dios profundas gracias por habernos creado tal y como somos!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesús, Padre Misericordioso, te consagro mi Vida, mi Matrimonio, mi Cónyuge, mi Familia, tómanos de tu mano bendita y nunca nos sueltes, estamos seguros de que contigo como Padre, nada podemos temer. Por nuestra parte haremos lo que tengamos que hacer para permanecer en tu Gracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.