Sexualidad Conyugal (15.8)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

La Cita Bíblica de la imagen de esta Lección:

1ra. Corintios 7, 3-4: “No dispone la Mujer de su cuerpo, sino el Marido. Igualmente, el Marido no dispone de su cuerpo sino la Mujer”. Esta es palabra de Dios

Viene al caso perfectamente de lo que estamos exponiendo y poniendo a su consideración. Y como se expresó anteriormente, si la Sexualidad es el conjunto de características físicas, emocionales, mentales y espirituales que distinguen al Hombre y a la Mujer, pues entonces este mandato, además de referirse al Cuerpo, puede extenderse perfectamente también a la mente, los sentimientos y el espíritu de los cónyuges. Todo lo cual ya deben de pertenecer íntegramente al cónyuge correspondiente.

Recordemos algunos de los Compromisos sugeridos en el Tema #13, relativos precisamente al tema de la Sexualidad:

-“Ahora mi cuerpo, mi mente y mi alma solo pertenecen a mi cónyuge”.

-“Ahora mi misión es formar una sola Alma con mi cónyuge”.

-“Nadie debe prevalecer sobre la Mujer o el Marido, entre ellos deben tener las mejores muestras de Respeto y Cariño antes que con cualquier otra persona”. Cualquiera que ésta sea.

-Definitivamente todo esto habla de Amor Conyugal, de Fidelidad, de Exclusividad, de donación y de Compromiso, a favor de nuestro Cónyuge.

-Definitivamente y demasiado importante: “Se renuncia a nuestra Vida de solteros(as), sobre todo a lo relativo al libertinaje, promiscuidad, frivolidad y concupiscencia”.

-Definitivamente estamos hablando de Fidelidad en todos los sentidos: de pensamiento, de palabra y de obra. Una Fidelidad a prueba del tiempo y el espacio, a prueba de que, si somos o no vigilados, en resumen, una Fidelidad Verdadera y Auténtica.

–Definitivamente estamos hablando de ejercer el hábito arraigado de no mostrarnos nunca disponibles y/o accesibles ante las tentaciones de la Sexualidad opuesta.

Hombre y Mujer Comprometidos: aparentemente después de leer todo lo bueno y perfecto que se espera que los cónyuges cumplan mutuamente en su Matrimonio, podrán pensar que son muchas cosas o podrán sentirse abrumados.

Pero volvemos a recalcar que mientras exista en la relación Amor Verdadero y Auténtico, el cumplir todos los Compromisos, Promesas y Votos, será la cosa más sencilla del mundo. Y por supuesto abrazando la ayuda de Dios Nuestro Señor en nuestra Vida Matrimonial.

¡Grabemos en nuestra Alma que nunca jamás, dejemos el Amor para después!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesús, Padre Misericordioso, te consagro mi Vida, mi Matrimonio, mi Cónyuge, mi Familia, tómanos de tu mano bendita y nunca nos sueltes, estamos seguros de que contigo como Padre, nada podemos temer. Por nuestra parte haremos lo que tengamos que hacer para permanecer en tu Gracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.