Diferentes Escenarios (16.12)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Nuevamente surge la necesidad de recalcar la importancia del “Equilibrio de los Roles y Responsabilidades de los Cónyuges”.

“Las situaciones descritas en la imagen anterior, son unas cuestiones del más elemental de los desequilibrios”.

1—Para mantener un equilibrio, ¿qué es lo que uno hace si la balanza se inclina a cualquiera de los lados?

¡Simple Sentido Común!, se toman acciones para compensar uno de los lados para que se restablezca el equilibrio perdido.

2—Para mantener el Equilibrio Conyugal, ¿qué es lo que uno debe hacer si nuestro Cónyuge se queja que no se siente satisfecho(a), ni amado(a), ni comprendido(a)?

¡Simple Sentido Común!, se toman acciones para Dialogar, encontrar y solucionar la problemática que haya conducido a esta situación desequilibrada, compensando con lo que haya estado faltando para que se restablezca la Felicidad perdida. Lo que haya estado faltando seguramente será Amor, Fidelidad, Respeto y Dedicación.

3—Para mantener el Equilibrio Paternal, ¿qué es lo que uno hace si nuestros Hijos se comportan malcriados y no sacan buenas notas escolares?

¡Simple Sentido Común!, se toman acciones para Dialogar y retomar la problemática que haya conducido a esta situación desequilibrada, poniendo más empeño en lo que haya estado faltando para que se restablezca la Confianza perdida. Lo que haya estado faltando seguramente será Educación, Apoyo, Responsabilidad y Dedicación.

4—Para mantener el Equilibrio Familiar, ¿qué es lo que uno hace si la Familia completa se comporta triste, aburrida, desanimada, rutinaria, infeliz, insatisfecha?

¡Simple Sentido Común!, se toman acciones para reparar la problemática que haya conducido a esta situación desequilibrada, rediseñando lo que haya estado faltando para que se restablezca la Armonía perdida. Lo que haya estado faltando seguramente será Tiempo, convivencia, diversión y reintegración.

Hombre y Mujer Comprometidos: al igual que cualquier problema, el desequilibrio es otro caso de las situaciones que no se solucionan solas. Es necesario “hacer que pase algo” para que se restablezca el cambio requerido.

“Si siempre actuamos y hacemos lo mismo, se seguirán dando los mismos resultados. Solo cuando hagamos cosas diferentes, deberemos esperar resultados diferentes”.

“No esperemos nunca a que la situación o el problema se vuelvan extremos para aplicar soluciones extremas”.

Tratemos de restablecer la armonía cuando apenas aflora el menor desbalance para que la solución que apliquemos sea relativamente rápida y llevadera para todos.

¡Cumplamos nuestro rango de prioridades pensando en el Bienestar y éxito Familiar!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Padre Santo Jesucristo, te consagramos también nuestro trabajo diario, danos el discernimiento necesario para equilibrar nuestros recursos como Matrimonio y guiados con tu venia bendita hacer de nuestra Familia, una de las más Felices que jamás hayan existido y plena de metas, logros, sueños, proyectos y anhelos cumplidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.