Diferentes Escenarios (16.4)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Este escenario # 2, no es el escenario Ideal, pero es el modelo  que en los últimos años ha prevalecido. En sí mismo el escenario no es malo, se hace malo porque rompe el equilibrio de recursos conyugales y ni el Hombre ni la Mujer hacen lo necesario para compensar ese desequilibrio.

Según datos de la realidad nacional y probablemente mundial, este escenario ha dado por resultado lo siguiente:

—Familias con muy pocos hijos, (promedio de 1.8 hijos por Matrimonio, que sigue en descenso).

—Hijos desorientados porque ven a sus Padres solo un rato al final del día y a veces no los ven.

—Problemas maritales entre Cónyuges, ya que no se ponen de acuerdo en los deberes más elementales.

—Problemas maritales entre Cónyuges, debido a celos, infidelidades y mala distribución de los recursos.

—Y el más extremo, que después de unos años exista el abandono y la disolución Matrimonial porque los problemas los abrumaron y no soportaron el ritmo de su nueva Vida.

Pero aún y con todo y esto, «NO tiene porque ser así», porque también se dan casos en los que este escenario funciona bien para todos.

Tal vez lo que hace falta para hacer que este escenario funcione sean 2 cosas:

“Una Organización de tiempo a Conciencia de ambos cónyuges”, y

“El Cumplimiento de una Escala de Prioridades”.

A continuación enlistaremos la “Escala de prioridades” recomendada por los expertos, precisamente como apoyo a este escenario que cada vez más está ganando terreno. “Si honesta y verdaderamente desean que su Matrimonio funcione bajo estos escenarios que se están presentando, dicha escala NO está sujeta a discusión”. Ya que es el resultado de años de estudio por especialistas y expertos en esta materia:

1—Satisfacción a las Necesidades y expectativas del Cónyuge.

2—Existencia real y palpable de Diálogo y Comunicación, aun y cuando estén cada quien en su trabajo.

3—Especial atención para que no falte la celebración de las Relaciones sexuales.

4—Satisfacción a las Necesidades de los Hijos.

5—La Espiritualidad y el Diálogo y Comunicación con Dios Nuestro Señor.

6—Solo hasta después de lo anterior se la daría la prioridad al Trabajo.

7—El merecido Descanso, solo hasta este punto, a todo lo anterior se le dará el nombre de sacrificio

8—Los Familiares, solo hasta este punto, llámense Padres o Hermanos.

9—Los Amigos y conocidos, solo hasta este punto, nunca antes de las demás prioridades.

10—La búsqueda de más Dinero, solo hasta este punto, como probablemente se da el caso de tiempo extra o algún negocito adicional.

11—El hacer Ejercicio y/o la práctica de algún Deporte, solo hasta este punto después de haber cumplido todos los demás.

12—Las Diversiones, entretenimientos y pasatiempos personales, llámense televisión, internet, redes sociales, al final de la lista.

Hombre y Mujer Comprometidos: platíquenlo entre ustedes y pónganse de acuerdo. Y tengan la plena seguridad de que SÍ funciona, haciéndolo fielmente de esta manera.

¡Cumplamos nuestro rango de prioridades pensando en el Bienestar y éxito Familiar!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Padre Santo Jesucristo, te consagramos también nuestro trabajo diario, danos el discernimiento necesario para equilibrar nuestros recursos como Matrimonio y guiados con tu venia bendita hacer de nuestra Familia, una de las más Felices que jamás hayan existido y plena de metas, logros, sueños, proyectos y anhelos cumplidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.