Diferentes Escenarios (16.7)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Bajo este escenario #4 es importante recalcar y analizar las siguientes recomendaciones, para que todo funcione más adecuadamente:

1–Que haya igualdad de responsabilidades y concesiones. Independientemente de quien aporta la mayor parte del capital, ya que de aquí en adelante es trabajo mutuo de todos los días.

2—Llevar las cuentas bien claras y resolver satisfactoria y oportunamente cualquier duda al respecto. Ya de por sí el dinero siempre será un tema delicado, no lo hagamos más crítico sin necesidad.

3–Que las utilidades se repartan por igual entre cada Cónyuge. Dando por hecho que el esfuerzo diario aportado es el mismo por ambos Cónyuges.

4–Disfrutar juntos en Familia de los dividendos obtenidos. Una de las delicias y premios que no deben pasarse nunca por alto.

5–Que no se conviertan en esclavos de su negocio, mantener el equilibrio Familiar a toda costa. Mantener estrictamente un horario para poder dedicar el resto del día para convivencia Familiar en el hogar.

6–En lo posible, no llevar los problemas de su negocio como temas de discusión al Hogar. Si acaso solamente algunos temas para tomar acuerdos y hacer los planes del día siguiente. Algo que no consuma o se le dedique mucho tiempo extra.

7–Aunque sí en lo posible, sí aprovechar la relación en el negocio para estrechar los lazos de unión, trabajando en equipo y aportando las ideas más convenientes.

8—Parte de la Utilidad reinvertirla y/o ahorrarla para asegurar la permanencia y solvencia  de esta Patrimonio.

9—En dado caso de que el negocio no esté dando los dividendos esperados y que los problemas sean más de los esperados, y que a raíz de esto se esté desuniendo la Familia, habría que replantear y analizar si se debe seguir o no con este negocio y/o buscar otra alternativa para obtener los recursos suficientes para subsistir.

10–De manera simultánea y muy importante: seguir fielmente la “Escala de prioridades” presentada en la lección 16.4

En el papel parece algo sencillo de cumplir, pero es una realidad que tiene su manera de hacerlo correctamente.

Hombre y Mujer Comprometidos: en este caso hablamos de un Bien Común, en el que cualquier logro o fracaso será el resultado del esfuerzo combinado y compartido. No se deberá responsabilizar unilateralmente a nadie, salvo que haya una razón inequívoca para hacerlo.

¡Cumplamos nuestro rango de prioridades pensando en el Bienestar y éxito Familiar!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Padre Santo Jesucristo, te consagramos también nuestro trabajo diario, danos el discernimiento necesario para equilibrar nuestros recursos como Matrimonio y guiados con tu venia bendita hacer de nuestra Familia, una de las más Felices que jamás hayan existido y plena de metas, logros, sueños, proyectos y anhelos cumplidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.