Diferentes Escenarios (16.9)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Un comentario en especial merece el fenómeno que cada vez es más común en cualquier lugar que uno se encuentre, llámese el hogar, en la plaza pública, por la calle, en el aeropuerto, en el mercado, casi todo el mundo deambula ensimismado en su teléfono celular, algunos caminan como zombies conectados literalmente a este singular aparato.

Pero donde tiene mayor relevancia y se debería evitar lo más posible es en el Hogar. Como se comentó en la lección anterior, son escasas 5 horas que se tienen entre semana para la Convivencia Familiar y sobra decir que el estar cada quien conectado a algún aparato electrónico (llámese celular, tablet, consola de juegos o laptop), NO es por mucho, ninguna Convivencia.

Estos comportamientos de estar permanentemente conectados a algún aparato, tienen las características de un “Hábito muy arraigado”. Y es una verdad a todas luces y por todos conocida que SÍ son causa de problemas, discusiones e inclusive rompimientos.

Aunque esta situación da para muchos comentarios, no vamos a profundizar tanto en el tema. Simplemente puntualizar, según nuestro humilde punto de vista, que SÍ son necesarias algunas reglas al respecto.

Ya que  otras actividades importantes como:

-Platicar con el Cónyuge de los sucesos del día

-Resolver las situaciones pendientes

-Convivencia con nuestra Familia

-Ayudar a nuestros hijos con sus tareas

-Seguimiento de los Proyectos de Vida.

Podrían quedarse sin realizarse, con el consiguiente retraso y posible surgimiento de problemas gratis.

Por experiencia podemos decir que NO es bueno dejar las cosas para el día siguiente, y luego para el siguiente día, y así sucesivamente. Hay conversaciones con nuestro Cónyuge y situaciones pendientes por resolver que se pueden volver críticas.

He aquí otro caso en el que tiene aplicación uno de los “Postulados de Oro del Amor Verdadero”, enunciados en una de las páginas superiores de este Blog:

“La Preparación Constante es la base para la prevención y  solución de conflictos”

“La Organización del Tiempo” es otro tema que requiere especial conocimiento y preparación. Existe bastante información al respecto, será cuestión de leer mucho para encontrar la metodología que más se adecúe a nuestro caso Familiar en particular. Y según vayan avanzando, hacer los ajustes necesarios.

Hombre y Mujer Comprometidos: algunos de ustedes estarán pensando que este tipo de situaciones son muy sencillas y fáciles de manejar, pero como se vio en una lección muy anterior: cuando menospreciamos los problemas “hormiguita”, estos se pueden convertir en problemas “elefante”.

¡Cumplamos nuestro rango de prioridades pensando en el Bienestar y éxito Familiar!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Padre Santo Jesucristo, te consagramos también nuestro trabajo diario, danos el discernimiento necesario para equilibrar nuestros recursos como Matrimonio y guiados con tu venia bendita hacer de nuestra Familia, una de las más Felices que jamás hayan existido y plena de metas, logros, sueños, proyectos y anhelos cumplidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.