Transformación (17.16)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

–“Es una realidad que no hay personas perfectas”. Todas las personas en mayor o menor grado tenemos defectos. Inclusive lo que para algunas personas es una Cualidad, para otras personas esa misma Cualidad sería un Defecto.

No existe la persona Ideal, pero sí existen los excelentes prospectos, obtenidos a partir de un balance de personalidad que cada quien es libre de hacer.

Otro caso en particular es aquella persona que es poseedora de grandes Virtudes y Cualidades, pero tiene un solo Defecto que es de los impasables. (Ejemplos: Alcoholismo, Machismo, Infidelidad, Violencia verbal y física, desviaciones sexuales, bipolaridad, etc.)

En fin que cada pareja es libre de tomar sus decisiones respecto de la personalidad completa de su pareja.

–Pero también es una realidad que hay ciertos comportamientos que a todas luces son negativos e indeseables. Y ante estos Comportamientos deberíamos tener bien establecidas las pautas a seguir. Y darse siempre la oportunidad de dialogarlo con la pareja para hacerle saber lo que NO nos gusta de esa persona, con miras a llegar a algunos acuerdos.

Entonces la tarea será encontrar y proponer alguna cualidad equivalente que contrarreste el efecto de cualquiera de los “Focos Rojos” enunciados arriba.

–Existen también los casos reales en los que una persona con pocas Cualidades, se supera enormemente ante la posibilidad de ser aceptado por la persona amada. Y entonces por Amor, se convierte en poco tiempo en una persona excelente.

Y precisamente esto es lo que hace el Amor verdadero: que las personas crezcan en todos los sentidos, llegan a madurar y ser mejores en tiempo record.

Si en el Noviazgo nos presentamos sincera y honestamente con un nivel aceptable de personalidad, entonces el Amor Verdadero y Auténtico ejercido en el Matrimonio, nos deberá convertir siempre en mejores personas. Nunca deberá ser para mantenernos estáticos y mucho menos para empeorar como personas.

Hombre y Mujer Comprometidos: lo más recomendable en cualquier relación es que sean ustedes mismos, que actúen naturales, que no tengan caretas ni falsas intenciones, que sean sinceros y honestos. Y que de esta referencia inicial, en el Matrimonio terminen por madurar y sean mejores personas y de esa manera NUNCA se darán las desagradables discusiones y comportamientos viscerales y violentos.

Muy estimados y fieles seguidores, este Tema # 17 está a punto de terminar, ya solo nos falta poner a su consideración la lección #17.17, la cual primeramente Dios Nuestro Señor y Nuestra Madre María Santísima, la estaremos presentando a todos ustedes, en estos días.

¡Un nuevo día y como pareja una nueva oportunidad para salir victoriosos de los afanes adversos!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesús y Padre Nuestro, te consagro nuestra Vida Matrimonial, permíteme hacer uso de mi Madurez para que de mi boca salgan solo expresiones de Amor para mi Cónyuge y que todo mi cuerpo sea un refugio digno para recibir cuantas veces sea necesario a mi Cónyuge para reconfortarlo(a) y poder seguir juntos en la lucha diaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.