Valores y Principios (18.13)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Recordemos  el concepto analizado en la lección # 1:

“La Devoción es un sentimiento de profundo Amor, Respeto y Admiración inspirado por la Dignidad, las Virtudes y los Valores de una persona”.

Es tarea de todos: Padres, hermanos, familiares, sacerdotes, comunidad, amigos, recalcar y resaltar a los futuros Cónyuges la gran importancia que tiene “La Excelencia en la Devoción”. Sobre todo si son jóvenes algo inexpertos.Y en realidad no es tan difícil, todo se reduce simplemente a ayudarlos en todo momento a grabar en su mente y en su espíritu, el ejercicio excelente de “Los Votos de Matrimonio”: Fidelidad, Amor y Respeto.

Aunque la responsabilidad del Compromiso es de ambos Cónyuges, no está de más que todos nosotros, los que queremos que tengan éxito, colaboremos en la edificación de sus Valores y Principios más necesarios. Y todo esto se hará como apoyo y consejo desinteresado y sin presionar, dejándolos que finalmente la decisión sea de ellos.

C.I.C. # 2102: “El voto, es decir, la promesa deliberada y libre hecha a Dios acerca de un bien posible y mejor, debe cumplirse por la virtud de la religión. El voto es un acto de devoción en el que el cristiano se consagra a Dios o le promete una obra buena. Por tanto, mediante el cumplimiento de sus votos entrega a Dios lo que le ha prometido y consagrado”.

Por tanto, de la misma manera el cumplimiento de “Los Votos del Matrimonio” entregan íntegramente al Esposo(a) lo que su Cónyuge le ha prometido y consagrado.

Así que un “Devoto Amante” es alguien que profundamente ama, respeta, admira y es fiel a su Cónyuge, sin ninguna duda presente ni futura. Y lo lleva a la excelencia con la decisión tomada por su Mente y por su Alma. Aquí no tienen nada que ver los niveles físico ni emocional.

“Es deseable que nos extasiemos de nuestro Cónyuge al ver su esfuerzo, su dedicación, su compromiso, su responsabilidad, su lucha, su disciplina, su entrega, su sacrificio, y todo ello encaminado a que su Matrimonio marche de la mejor manera”. “Luego, lo miremos a los ojos y le digamos constantemente: –Estoy orgulloso(a) de ti, cuenta conmigo para hacer también mi parte–”

Hombre y Mujer Comprometidos: en realidad si somos sinceros, hemos visto que todo esto del Amor Verdadero, del Compromiso adquirido, del Cumplimiento de los Votos, del Matrimonio exitoso, de la Vida Conyugal, de la Devoción excelente, es algo que se puede conseguir muy fácil. Solo se requiere que los Cónyuges demuestren Integridad y Madurez, Valores que deberíamos labrar en el corto plazo.

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.