Valores y Principios (18.17)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Como responsables de una Familia queremos hacer solo 3 cosas más en este mundo precioso, si Dios nos presta Vida y Salud:

1–Lograr que nuestro Cónyuge consiga su plena Realización Integral como Ser Humano.

2–Dejar sembrada la semilla del Compromiso en nuestros Hijos.

3–Dejar Hijos preparados para preservar los Valores y los Principios.

Dejar una semilla buena y dejar Hijos preparados puede ser la diferencia entre ser o no ser, o entre trascender o no trascender.

Lo siguiente lo dijo también un gran hombre: “Sé es rico en la medida en que uno puede prescindir de lo material”.

Como integrantes de  este Grupo de Matrimonios con iniciativa, nos consideramos unas de las personas más ricas de la Tierra:

–Tenemos a un Cónyuge que amamos y nos ama. En toda la extensión de la palabra.

–Tenemos una Familia maravillosa, todos y cada uno.

–Tenemos Vida, que es un don grandioso y maravilloso

–Tenemos Salud, que después de la Vida, es el mejor don que existe.

–Tenemos un techo para subsistir, aunque material pero muy necesario.

–Tenemos un trabajo que nos permite solventar los Compromisos necesarios para salir adelante.

–Tenemos también problemas y Adversidad, pero aunado a esto, la gran certeza y fe de que Jesucristo Nuestro Señor nunca nos abandonará.

–Tenemos una fe ciega de que al hacer nuestro mayor y mejor esfuerzo, Dios Nuestro Señor nunca nos soltará de su mano bendita.

— Tenemos un deseo ciego de trascender como seres humanos comprometidos y eficaces.

Hombre y Mujer Comprometidos:

-Cualquiera de ustedes que sienta el deseo de levantar la mano y la voz, ¡Hágalo!, están en todo su derecho.

-Cualquiera que sienta el deseo de hacer algo por el bien de la humanidad, ¡Hágalo!, es el más elemental deber.

-Cualquiera que sienta el deseo de luchar incansablemente hasta su último aliento, ¡Hágalo!, se vestirá de gloria y su nombre se escribirá con letras de oro en el libro de la Vida.

-Cualquiera que sienta el deseo de trascender a un plano superior, ¡Hágalo!, es privilegio de dioses.

Testimonio de una de las personas del Grupo: «»Mis decisiones pasadas dieron como resultado mi Matrimonio y mi Familia actual, y reafirmo que: “Nunca me cambiaría por ninguna persona, de ninguna época del mundo, aunque haya sido más afortunada que Yo”. “Si volviera a nacer haría exactamente todo igual, pues mi Cónyuge y mis Hijos es lo que quiero guardar en mi Mente y en mi Espíritu para llevarlos conmigo……… por toda la Eternidad”».

¡Es un hecho que somos Hombres y Mujeres Comprometidos!

¡Es un hecho que somos Novios y Novias Comprometidos!

¡Es un hecho que somos Esposos y Esposas Comprometidos!

¡Es un hecho que somos Padres y Madres Comprometidos!

¡Y por ese hecho somos personas con Valores y Principios, y nuestra misión es hacerlos valer en todo lo alto, defendiendo a la Familia, la única institución natural creada por Dios Nuestro Señor!

Y con esta lección damos por terminado el formato y esquema regular de este “Curso de Formación para Comprometidos”, el cual quiera Dios Nuestro Señor y Nuestra Madre María Santísima, que les haya motivado a prepararse con el objetivo de lograr una relación trascendental. 

Y aunque seguimos separados en el tiempo y por el espacio, nos seguimos poniendo a sus órdenes, de aquí en adelante aportando y complementando con reflexiones de diversos temas, mientras Dios Nuestro Señor y Nuestra Madre María Santísima nos sigan prestando Vida y Salud.

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.