Valores y Principios (18.2)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Sea cual fuere el resultado de nuestra educación, bien que mal seguimos aquí, intentando y esforzándonos para formar nuestra propia Familia, con la persona adecuada que nuestra mente, corazón y espíritu han escogido.

Hombre y Mujer Comprometidos: en este tema # 18 en particular, queremos asegurarles y darles la Entera Confianza de que mientras estemos tratando con personas con buena Salud física, mental y emocional, y que tengan la mejor de las intenciones para tomar la mejor de las decisiones: “Si somos poseedores y practicantes de los Valores y Principios Esenciales, es todo lo que necesitamos para ser la persona adecuada, y ya solo nos faltará resolver la parte afectiva”.

“En otras palabras, si somos personas con Valores, podemos ir por la Vida muy seguros de que SIEMPRE seremos la persona adecuada en una relación Afectiva”.

Cada uno de nosotros podemos hacer un análisis retrospectivo de cómo vivimos y fuimos educados en nuestra infancia y adolescencia. Y si somos personas honestas e íntegras, sabemos exactamente a ciencia cierta si somos practicantes de los Valores Fundamentales.

-Si en nuestros primeros años de Vida, fuimos bendecidos con Felicidad e inculcación de ejemplos edificantes, entonces sencillamente el resultado de nuestra personalidad estará más parecido a ser una “Armonía Bellísima”. Vamos por la Vida seguros de nosotros mismos, tenemos carácter, madurez y sabemos exactamente lo que queremos Ser y hacer.

-Por el contrario, si en nuestros primeros años de Vida, fuimos apabullados con grandes carencias afectivas e inculcación de ejemplos degradantes, entonces probablemente el resultado de nuestra personalidad estará más parecido a ser una “Laceración Dolorosa”. Vamos por la Vida dando tumbos, acomplejados y limitados, y sin saber qué rumbo debe tomar nuestra Vida.

Pero para este último caso, Hombre y Mujer Comprometidos: les tenemos una gran noticia, la solución para inclinar la balanza hacia una personalidad con Valores y Principios Esenciales empieza con la simple aceptación de que requerimos hacer cambios fuertes en nuestra manera de pensar y actuar. ¡Así de fácil es!

C.I.C. # 1810: “Las Virtudes humanas adquiridas mediante la educación, mediante actos deliberados, y una perseverancia, mantenida siempre en el esfuerzo, son purificadas y elevadas por la gracia divina. Con la ayuda de Dios forjan el carácter y dan soltura en la práctica del bien. El hombre virtuoso es feliz al practicarlas”.

Ya sea que se llamen Valores, Virtudes o Principios, estos pueden ser adquiridos mediante actos deliberados, perseverancia y esfuerzo, forjando con ello el Carácter, por Dios Nuestro Señor como artífice y apoyo. Y con esto pasaremos a ser: “La persona adecuada para cualquier relación afectiva”.

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.