Valores y Principios (18.5)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Si personalmente ya aceptamos que se requieren hacer cambios importantes en nuestra manera de Ser y de Actuar. ¡Entonces definitivamente debemos decidirnos a hacer que estos cambios sucedan!

La adquisición de Valores que no se tienen o que se requieren reafirmar:

–No nos van a caer del cielo. Se requiere arduo trabajo para conseguirlos. Principalmente el involucramiento de nuestra Férrea Voluntad.

–Es una tarea diaria. Para que lo más pronto posible se vean los buenos frutos y resultados. Y para que nuestra relación marche como debe ser, desde los primeros meses.

–Darle la máxima prioridad y nunca perder el enfoque de lo que se quiere lograr.Muchas veces de esto depende que la intención yla decisión de hacer los cambios, no pierdan fuerza y se olviden y no se haga nada.

–Es una Educación de la propia Conciencia. Pedir A Dios Nuestro Señor en oración que nos dé el discernimiento y la madurez necesaria para buscar a toda costa el Bien Común en nuestro Matrimonio.

–Es un compromiso totalmente personal. Podemos influir en nuestro Cónyuge, pero sólo con el ejemplo. Pero nunca presionándolo con argumentos o recordatorios insistentes

–Son acciones voluntarias y con auto convencimiento propio. Y nunca debemos perder de vista que es para el bien Común de nuestra Vida Matrimonial y para el crecimiento de ambos Cónyuges.

Los medios que podemos utilizar para lograr los cambios que hemos decidido hacer pueden ser:

–Es muy válido solicitar ayuda profesional. Aprovechar para hacer todas las preguntas y ver que no quede ninguna duda.

–Por medio de las lecturas afines, de auto crecimiento y auto superación. Buscar que sean lecturas confiables y fidedignas.

–Practica asidua de lo aprendido. Parte muy importante para verificar y reajustar el proceso de cambio.

–Un plan muy ambicioso y enfocado del proceso de cambio. Tomando como base todo lo aprendido y consultado.

Algo muy importante que debemos tomar en cuenta es que: “Nadie debemos expresar que ya cambiamos”. “Los únicos que pueden hacer comentarios de nuestro cambio son los que nos rodean y nadie más”.

Ninguno de nosotros podemos ir por la Vida diciendo: “Ya soy honesto” o “Ya soy respetuoso” o “Ya soy responsable” o “Ya soy Fiel” o “Ya soy paciente”, ¡No! Todo esto se nos debe de notar con Consistencia y como parte ya arraigada de nuestra personalidad. Y los únicos autorizados para constatarlo, darlo por hecho, afirmarlo y beneficiarse con ello son nuestros seres queridos más cercanos.

Hombre y Mujer Comprometidos: aparentemente es mucho trabajo por hacer, pero si lo hacemos de manera planeada y contando con nuestro Cónyuge como una parte primordial del “Tremendo equipo Vencedor” que formamos, entonces la realización de nuestras metas no se harán esperar.

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.