Valores y Principios (18.6)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

–Comentábamos en la lección anterior que personalmente ya aceptamos que se requieren hacer cambios importantes en nuestra manera de Ser y de Actuar.

Son 2 los  principales Cambios importantes:

1–Desterrar de nuestra personalidad, lo malo de la educación recibida.

2—Adquirir o reforzar los Valores que estamos seguros nos servirán para salir airosos en Nuestro Matrimonio.

Para efectuar estos 2 cambios importantes:

-No es necesario tener riquezas.

-No es necesario tener recursos de sobra.

-No es necesario ser demasiado inteligente.

-No es necesario ser de una nacionalidad determinada.

Lo único realmente necesario es tener una buena Actitud ante el proceso de cambio. Y realmente está al alcance de todas las personas decididas y conscientes.

–Comentábamos también que el siguiente paso es decidirnos a hacer que estos cambios sucedan. Para lo cual necesitamos primeramente este Cambio de Actitud ante la Vida. Entendiendo como “Actitud” a “La predisposición a actuar y a hacer”. Lo que si llevamos a feliz término, irremediablemente nos llevará al “SER”. “La Actitud hará la gran Diferencia”.

–“Ser honesto”, “Ser respetuoso”, “Ser responsable”, “Ser Fiel” o “Ser paciente”, etc.

Si tomamos al azar como ejemplo sólo estas 5 características de la personalidad: Honestidad, Respeto, Responsabilidad, Fidelidad y Paciencia. Veamos que pasa:

Si los Cónyuges SON Honestos, Respetuosos, Responsables, Fieles y Pacientes, ¿podemos decir que el Matrimonio tiene tendencia a ser como una “Armonía Bellísima”?

Si los Cónyuges NO SON Honestos, ni Respetuosos, ni Responsables, ni Fieles y tampoco Pacientes, ¿podemos decir que el Matrimonio tiene tendencia a ser como una “Laceración Dolorosa”? ¿Cuánto tiempo aguantarán esta situación?

Ni pensar en qué pasaría si tomamos como ejemplos más Valores y Principios mínimos requeridos. Si con sólo estos 5 ejemplos vimos que la situación es muy diferente y contrastante.

Hombre y Mujer Comprometidos: he aquí la importancia de los Valores en el ámbito Matrimonial. Esperamos que no quepa ninguna duda de las implicaciones de SER o NO SER. Aparte de que ambos empezarán con el pie derecho para el momento en que lleguen los Hijos y se conviertan en una Familia. Para entonces ya tendrán bien procesados los Valores y Principios mínimos requeridos para crear una Familia trascendente y fecunda.

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.