Valores y Principios (18.7)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Los Deseos primordiales de la mayoría de las personas son: Salud, Amor y economía sólida.

En este “Curso de Formación para Parejas Comprometidas” es lógico que debemos darle prioridad al Amor, aunque también a la par debemos pensar en asegurar una buena Salud y una economía próspera.

Y algo muy importante es: “No olvidarnos nunca del anhelo de tener a Dios Nuestro Señor en nuestras Vidas”. “El Matrimonio feliz y duradero es de 3”.

-Fracasamos en nuestro Matrimonio, no porque no seamos ricos o porque nos falten recursos o porque no seamos inteligentes. ¡”Simplemente fracasamos por nuestra Actitud”!

-Fracasamos en mantener una Buena Salud, no porque no seamos ricos o porque nos falten recursos o porque no seamos inteligentes. ¡”Simplemente fracasamos por nuestra Actitud”!

-Fracasamos en tener una economía sólida y próspera, no porque nos falten recursos o porque no seamos inteligentes. ¡”Simplemente fracasamos por nuestra Actitud”!

Nos falta el Carácter y la Actitud para cumplir estas 10 premisas básicas mínimas requeridas de cómo funciona la Sociedad Conyugal.

Si esperamos que el gobierno o la gente a nuestro alrededor solucione todos nuestros problemas, esperaremos toda la Vida.

Un “Mayor empeño y dedicación”, puestos en nuestros actos diarios, junto con un “Cambio de Actitud sostenido y consistente”, pueden significar la entrada de  nuestro Matrimonio y de nuestra Familia a la senda del progreso y el bienestar.

Estos Valores y Principios mínimos mantendrán el enfoque en cada proceso de cambio que impulsemos, en cada meta que alcancemos y sobretodo en el estilo de Vida que queremos como Matrimonio.

Cabe aclarar que estos Valores se deberán aplicar por igual en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos, llámese el Hogar, el lugar de trabajo, y en la sociedad. O sea de manera personal, conyugal y profesional.

Por la más básica Integridad, no podemos ser y actuar de maneras diferentes según se trate de un lugar u otro o según se trate de nuestro Cónyuge o de cualquier otra persona.

La Integridad abarca la Honestidad, la Honradez, la entereza Moral y la ética profesional.

Hombre y Mujer Comprometidos: en este punto queremos enfatizar que aunque todo esto parezca un proyecto gigantesco, no lo es tanto, son de las cosas que si se hacen por Amor, no cuesta ningún trabajo hacerlas. ¡Empiecen, perseveren y pronto verán que están a punto de alcanzar el progreso y el bienestar anhelados!

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Un pensamiento en “Valores y Principios (18.7)

  • Daniel

    Precisamente ahora que estamos frente a esta pandemia los jóvenes dispuestos a casarse deben aprender como están actuando algunos esposos o sus padres, algunos esposos ya se sienten acorralados y empiezan a discutir es decir sin valores con mala actitud otros ante esta pandemia de ponen a rezar están más unidos es decir buena actitud por eso jovenes hay que aprender en las buenas y en las malas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.