Valores y Principios (18.9)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

He aquí una verdad que les parecerá familiar a muchos de ustedes: “En cuestión de Valores y Principios, sé es, solamente si se practica”.

En esta parte es donde se requiere la Sólida Convicción de que: “En cuestión de personalidades congruentes y maduras, los Valores y Principios lo son todo”.

Convicción es la seguridad que tiene una persona de la certeza verdadera de lo que es, de lo que piensa y de lo que siente.

–Por ejemplo: no podemos presumir que seremos responsables sólo hasta cuando la ocasión lo amerite. Los valores no podemos simplemente dejarlos dormidos para cuando se presente la ocasión. Esto no seria Convicción.

–Tampoco podemos ser “flor de un día”, o sea, ser de determinada manera, solo cuando nos conviene. Y el resto del tiempo actuar contrariamente. Sé es o no sé es. Tampoco se tiene la Convicción.

–En determinada empresa, le dice un empleado a su Jefe: “Ponle más dinero a mi salario y verás que te produzco el doble”. Aquí se está hablando de Responsabilidad, Integridad y Productividad y a todas luces este empleado presume algo que no es, ni tiene. Así le pueden dar el doble de salario y nunca por arte de magia va a ser algo que no es. Por principio de cuentas es alguien que no tiene la Convicción, ni se conoce a sí mismo.

–Está otra persona que le devuelve a su dueño un maletín que se encontró, pero solo porque no encontró dinero dentro de éste. Si hubiera encontrado dinero, no lo hubiera devuelto. Tampoco tiene la Convicción ni la congruencia.

–Está un Hombre casado que se encuentra con 2 mujeres, una de ellas le coquetea pero Él no se sintió atraído, y no le hizo caso. La otra no le coquetea, pero aun así Él se sintió muy atraído. Si esta última le hubiera coqueteado, Él habría buscado la infidelidad. Tampoco tiene la Convicción ni la Moral.

Vivimos en un mundo donde la Moral ya perdió todo significado, nos toca a nosotros los Matrimonios Comprometidos con Sólida Convicción, hacer nuestra aportación para que se nos note que una de nuestras banderas es la Moral a toda prueba.

Hombre y Mujer Comprometidos: Convicción se trata de convencer, y si predicamos nuestros Valores y Principios con muchos ejemplos y actuaciones ejemplares y congruentes, seguramente habrá más oportunidades de que se convenza alguien más.

¡Pidamos al Espíritu Santo que nos guie y nos proteja en todo momento!

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Virgen María Santísima, aquí estamos abiertos a tus enseñanzas, incúlcanos la Sabiduría y los Valores necesarios tal y como lo hiciste con Nuestro Señor Jesucristo para llevar a nuestro barco, con nuestra Familia a un Feliz arribo en el puerto de la Salvación. Por nuestra parte te honraremos obedeciendo tus mandatos y designios, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.