Los Falsos Ídolos y el Pecado (2.1)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

En el Tema 1 anterior, nos dimos cuenta que hay un Amor Conyugal que nos está esperando, si hacemos las cosas como Dios manda. Será el premio mayor que nos asegurará el éxito en nuestra vida Matrimonial.

Pero desgraciadamente vivimos en un mundo rebosante de tentaciones. No puede pasar un minuto cuando ya estamos pensando en cómo aprovecharnos de los demás.

Es bien sabido que en esta vida solo hay 2 caminos y para explicarlos refirámonos a las 2 citas bíblicas mostradas en esta diapositiva.

Un camino es vivir sin Dios:

–Apegados a todo lo que nos ofrece el mundo.

–Haciéndole caso a sus sentimientos y a sus cuerpos.

–Adentrándose en las consecuencias de estos actos, que son vicios, enfermedades, ignorancia, debilidades.

Aparece la Ociosidad, que es la Madre de todos los vicios, sin esperanza de salir de ellos, pues no queremos a Dios Misericordioso en nuestras vidas.

Aparece la Ignorancia, que es la Madre de todos los males, sin la ayuda de Dios Todopoderoso, pues decidimos dejarlo fuera de nuestras vidas.

El otro camino es vivir con Dios:

–Venciendo las tentaciones del mundo, con la fuerza del espíritu.

–Fortaleciendo sus Voluntades, sus inteligencias y sus mentes.

–Saturándose de las consecuencias de estos actos, que son virtudes, capacidades, sabiduría, fortalezas.

Aparece la Adversidad, que es la Madre de todas las virtudes. Pero a un lado estará Dios Omnipotente que en ningún momento los dejará solos.

Aparece la Necesidad, que es la Madre de todos los inventos, crecerá su creatividad y se la pasarán construyendo en todo momento bienestar para su Familia.

Cada uno de nosotros decidimos ser fríos o calientes, no se puede ser tibio que es el término medio.

Dice la Cita Bíblica, Apocalipsis 3, 16: “Pero como eres tibio y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”. Esta es palabra de Dios.

Tampoco se puede un rato fríos y un rato calientes, porque no sabemos en qué momento rendiremos cuentas al creador. O lo que es lo mismo un rato en el pecado y un rato en la gracia. Existe la posibilidad de perecer cuando andemos fríos y se amoló el asunto.

Para sus cuerpos es fácil tomar la decisión: ser fríos. Nunca pasar del enamoramiento inmaduro y así tomar decisiones trascendentales.

Para sus inteligencias es fácil tomar la decisión: ser calientes. Pasar al Amor Conyugal, maduro, verdadero y auténtico y acrecentar sus posibilidades de tener éxito en su Matrimonio.

Hombre y  Mujer comprometidos, aunque no los conocemos sabemos que ustedes son inteligentes y sabrán mil veces lo que les conviene.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, enséñanos a ser productivos con el tiempo que pasamos con nuestra pareja, que nuestros espacios y tiempo compartidos sean de calidad, queremos aprovechar cada día, cada hora y cada minuto y hacerlos que cuenten, como tiempo realmente disfrutado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.