Los Falsos Ídolos y el Pecado (2.14)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Profundizando aún más en el tema de las películas, las series de televisión y las telenovelas, comentaremos ahora que un buen porcentaje de las historias “románticas”, nos presentan a un estereotipo de Mujer:

–Que destila erotismo hasta cierto punto barato, y que provoca todo tipo de deseos malsanos en los hombres.

–Que vuelve locos a los hombres y se le facilita mucho jugar con ellos hasta el punto de ser Ella quien escoge con quien se acuesta.

–Que aparentemente actúa segura de sí misma pero en el fondo no sabe lo que quiere y todo su actuar se basa en el materialismo, la frivolidad y la superficialidad.

Una sola película o un solo personaje de telenovela, probablemente no dejen mella en la manera de comportarse de las Mujeres que la vieron.

Pero hemos visto que no se trata de una sola película o personaje, se trata de un bombardeo de historias y personajes que se presentan a los espectadores con las mismas características de sensualidad y vanidad baratas.

Definitivamente este bombardeo es lo que a fuerza de la repetición constante provoca que el comportamiento de las Mujeres normales se degrade hasta el punto de convertirlas en objetos sexuales, porque les hacen creer falsamente que es la única manera de relacionarse con los hombres.

El mensaje principal que tienen estas historias es que: “La vida es muy corta y hay que gozarla”. El mensaje subliminal oculto es: “Te diremos como echar a perder tu vida”

Lo que casi nunca se les dice a estas Mujeres es que, los hombres fácilmente se cansan de ellas y las dejan. Lo que fue un buen principio, se convierte en un lastimoso final para todos.

Y tampoco se les dice que al final de su juventud, la belleza exterior se termina, y pudieran terminar sus días con “cualquier hijo de vecino”, o en el peor de los casos solas.

Una vez más, debemos estar alertas para NO promover este tipo de estereotipos y pedir en oración a Dios que nos dé el discernimiento necesario para tomar solo lo bueno de todo lo que veamos, escuchemos o aprendamos.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, enséñanos a ser productivos con el tiempo que pasamos con nuestra pareja, que nuestros espacios y tiempo compartidos sean de calidad, queremos aprovechar cada día, cada hora y cada minuto y hacerlos que cuenten, como tiempo realmente disfrutado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.