Votos del Matrimonio (4.3)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Presentamos a su consideración esta nueva reflexión. Y por favor, hagan la reflexión como un tema de conversación a profundidad entre la pareja.

En la página – ¿Por qué “el Matrimonio es de 3”? – de este blog, expusimos que una de las situaciones que nos motivó a hacer este Curso de Formación es que descubrimos que en el caso del Matrimonio “Más vale prevenir que Remediar”.

Esta reflexión es una advertencia que vale oro sólido, el Matrimonio es una decisión seria y no se debe tomar a la ligera. Deberá ser una decisión tomada con mucha madurez y sensatez.

Nunca nos debemos esperar a que las situaciones avancen en gravedad hasta que ya no haya remedio. La mayoría de las situaciones tienen indicios de que algo ha cambiado o esta cambiando.

Será nuestro deber, como pareja que deseamos que el Matrimonio funcione, estar alertas a esos indicios, detectarlos de manera temprana y ponerles remedio, mucho antes de que las cosas pasen a mayores consecuencias.

Y para ponerles remedio no hay nada mejor que el Diálogo, la Comunicación y la Acción conjunta.

Y en esta etapa de encontrar soluciones, es muy común caer en los siguientes problemas: los malos entendidos, la falta de comunicación, las suposiciones y las tergiversaciones, harán que la comunicación no funcione o no de los resultados esperados, por lo cual hay que detectarlos y evitarlos.

Hombre y Mujer comprometidos, el mensaje es muy claro:

–Si ves una hormiguita en tu cocina, ¡liquídala! ¡ponle remedio! No dejes que avance la plaga.

–Si ves una ronchita en tu piel, ¡aplícate una crema adecuada! ¡ponle remedio! No dejes que avance la afectación.

–Si percibes una pequeña opresión, humillación o burla de parte de tu pareja, platíquenlo y pónganle remedio. No dejen que avance la situación por pequeña que parezca.

–Si el volumen de voz en sus discusiones es cada vez más alto, platíquenlo y pónganle remedio. Tampoco aquí no dejen que avance la situación por pequeña que parezca.

–Si las discusiones pasaron de ser palabras altisonantes y ahora son golpes, platíquenlo y pónganle remedio. Y aquí mucho menos dejen que avance el problema.

Podríamos poner cientos de ejemplos, pero el principio es el mismo para todos:

“Cualquier cambio que empeore algo, merece el 100% de nuestra mutua atención para remediarlo”.

Y la contra parte, “Cualquier cambio que mejore algo, merece el 100% de nuestra mutua atención para repetirlo”

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y tu pareja!

Señor Jesucristo, gracias por todo lo que me has dado, y muy especialmente gracias por esta persona con la cual uniré mi Vida, mi proyecto y mi destino. Ayúdanos para procrear una Familia numerosa y un Matrimonio Tradicional duradero y feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.