Fiel en la Prosperidad (5.12)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Y seguimos con la lista básica de gastos, presentada como ejemplo, aunque estamos seguros que ya hicieron juntos, una lista más detallada.

De igual manera que la lección anterior, permítanos hacer algunos comentarios importantes:

6–De este gasto, tenemos mucho que recomendar, pero dejemos que Jesucristo Nuestro Señor hable por nosotros, San Mateo 19, 5-6: Y dijo: «Por eso, el Hombre dejará a su Padre y a su Madre para unirse a su Esposa, y los dos serán como una sola persona”. Esta es palabra de Dios.

Como suele suceder, en la mayoría de los casos, aún no se tiene una casa propia, por lo que habrá que empezar a rentar una.

Estamos seguros que Jesucristo lo dijo con conocimiento de causa porque sabía exactamente que era lo más correcto y lo más natural. De ninguna manera nos está quitando una Familia, muy al contrario nos está regalando la oportunidad de formar Nuestra Propia Familia, teniendo nuestros propios hijos, como un derecho ineludible.

11 a 13–Tres provisiones que vale la pena recomendar, las cuales si las llevamos a cabo, nos evitarán dolores de cabeza gratis. Al final del gasto #13 dice: y “OTROS”. Y está con letras mayúsculas porque aquí entra el costo de los proyectos, planes y sueños que quieren realizar juntos. Cabe muy bien aquí el proyecto Familiar con los hijos que Dios nos mande y un hogar propio y placentero.

Hombre y Mujer Comprometidos, el crecimiento de la provisión “OTROS”, para la aplicación a los diferentes proyectos, dependerá de Dos cosas:

–De qué tan buenos seamos evitando la gran cantidad de gastos superfluos y lujosos.

–De qué tan seguros estemos de querer completar nuestros proyectos y planes.

Cabe aclarar que una “provisión” está conectada a un presupuesto y a un plazo para ejercerlo. A diferencia de un “ahorro”, el cual es para algo indefinido. Al final llamémoslo como se prefiera, lo realmente importante es hacerlo.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y tu pareja!

Señor Jesucristo, gracias te damos también por todo lo que no nos has dado, confiamos plenamente en Ti. Protégenos con tu sangre bendita de todo aquello que nos pueda dañar y ayúdanos a seguir predicando tu ejemplo a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.