Fiel en la Prosperidad (5.8)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Creemos en términos generales que, cualquier decisión debería tomarse de común acuerdo entre el Novio comprometido y la Novia comprometida. Y ya casados, de común acuerdo entre el Esposo y la Esposa.

Pero las decisiones monetarias y financieras cobran mayor relevancia porque está de por medio el capital con que se cuenta, el cual sino se administra como se debe, se terminará, y muchas de las veces no se sabrá exactamente en que se gastó.

Creemos que en la cuestión económica, el Matrimonio si debería tener una contabilidad, muy parecida a la que llevan las empresas, con Dos directores financieros que son los cónyuges, los cuales siempre, siempre, siempre de mutuo acuerdo diseñarán  y harán cumplir un presupuesto de acuerdo a sus necesidades, planes, proyectos y sueños.

Cualquier cambio en el destino del recurso económico, igualmente deberá ser analizado, discutido y aprobado por ambos.

Diariamente deberán hacer un registro de los gastos y periódicamente, que puede ser cada semana, harán un balance para conocer el estado que guardan las finanzas. Y con esta información seguir tomando las decisiones pertinentes.

Dice un dicho conocido: “Cuentas Claras, relaciones largas”, el cual aplica perfectamente en este caso. “Cuentas Claras, Matrimonios duraderos y felices”

Nuevamente, se ve la enorme importancia que tiene, el dejar fuera el egoísmo definitivamente y para siempre de nuestro Matrimonio. Y hacer del desapego y el desprendimiento de los bienes materiales una forma de Vida, saludable y benéfica para el éxito de la relación.

–Si la pareja se rige por: “Lo tuyo es mío y lo mío es mío”. Hay deseos de fregar.

–Si la pareja se rige por: “Lo tuyo es tuyo y lo mío es mío”. Hay egoísmo Puro.

–Si la pareja se rige por: “Lo tuyo es mío y lo mío es tuyo”. Hay deseos de compartir.

–Si la pareja se rige por: “Lo tuyo es nuestro y lo mío es nuestro”. Hay mutua Confianza.

Recordemos en todo momento que ambos cónyuges están tratando, nada más ni nada menos que, con la persona que eligieron libremente como el Amor de su Vida. Y solo por este hecho merece su entera Confianza.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y tu pareja!

Señor Jesucristo, gracias te damos también por todo lo que no nos has dado, confiamos plenamente en Ti. Protégenos con tu sangre bendita de todo aquello que nos pueda dañar y ayúdanos a seguir predicando tu ejemplo a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.