Fiel en la Adversidad (6.13)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Después de haber analizado las 12 lecciones anteriores de este tema # 6, creemos que ya estamos preparados para aterrizar algunas conclusiones finales.

–Primeramente se concluye que: “La Adversidad es la Madre de todas las virtudes”. Para lo cual se han dado bastantes ejemplos y argumentos para respaldar lo práctico de esta verdad.

–Otra conclusión es que: “La Adversidad está hecha de Pruebas”. Las cuales son de diferente naturaleza según la Virtud que se requiera adquirir o preparar.

Job, 23, 10: “Él conoce cada uno de mis pasos; puesto a prueba en el crisol, saldré puro como el Oro”. Esta es palabra de Dios.

–Cuando nos encontramos en el medio de las pruebas a todo lo que dan, vienen a nuestra mente muchas preguntas y se nos hace difícil entender por qué suceden así las cosas.

Primero que nada se nos recomienda: “No ver a la Adversidad como algo malo, más bien verla como algo necesario”, verla como oportunidades para crecer como una persona que desea formarse un Carácter Fuerte.

Entiéndase también como una Personalidad con Fortaleza, con Voluntad, con Determinación, con Confianza en Dios.

“El Carácter Fuerte no se da nomas porque sí, se requiere pagar el precio para obtenerlo”. Es lo mismo cuando se busca tener un músculo fuerte (repasar lección 6.4), se logra a base de levantar muchas veces, cargas más pesadas cada vez. Y si lo analizamos: ¿Qué pasa si al músculo fuerte se le exige levantar la misma carga que hace meses en un inicio se le hacía pesada? Pues sucede que la levantará sin problema y sin cansarse. Será lo mismo que sucederá con una persona con Carácter Fuerte, las pruebas superadas ya no serán ningún reto, ni obstáculo para Ella.

–Otra conclusión es que: “La Adversidad nunca termina de presentarse”. Lo que sucede es cuestión de percepción, pues para una persona con Carácter débil, el quedarse sin trabajo, le parecerá el fin del mundo. Pero para una persona con Carácter Fuerte, el quedarse sin trabajo, le parecerá que Dios tiene una mejor idea para su Vida.

–Una persona con Carácter Fuerte, va por la Vida segura de sí misma, pero confiando en Dios plenamente.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y tu pareja!

Señor Jesucristo, gracias te damos por estar con nosotros en los momentos de prueba. Sabemos y confiamos que aunque nos agobien las mayores adversidades, si permanecemos tomados de tu mano bendita, nunca nos abandonarás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.