Fiel en la Adversidad (6.15)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Dios Nuestro Señor es el creador de todas las cosas (Génesis 1). Y de todo lo que hay en el Universo.

Aparte de lo material, creó también las Leyes que rigen lo material y lo espiritual.

Entre esas leyes están las que rigen todas las ciencias habidas y por haber. Y les dio al Hombre y a la Mujer la Inteligencia para que entendieran, descubrieran y supieran aplicar todas esas leyes escritas en la Naturaleza.

Particularmente para este Tema #6 y está penúltima lección # 6.15, se aplica una ley de la Física que dice que: “A toda acción, se opone una reacción, igual y de sentido contrario”

Algunos de ustedes se habrán preguntado:

–¿Cuántas veces el cuerpo humano puede soportar una acción adversa?

–¿Cuántas veces la mente humana puede soportar una acción adversa?

Si consideramos que Dios Nuestro Señor nos hizo a su imagen y semejanza.

Génesis 1, 27: “Cuando Dios creó al Hombre, lo creó a su imagen, Varón y Mujer los creó”. Esta es palabra de Dios.

Entonces podemos concluir que nos diseñó y nos creó a la perfección, estamos formados de Cuerpo, Mente y Espíritu, en proporciones especiales para cada quien, ya que somos únicos.

–Al crearnos individualmente, y en un inicio milagroso, estos 3 elementos se funden en una sola esencia. Una esencia de consistencia especial y con propiedades celestiales.

–Esta fusión es un proceso increíblemente complejo en el que todos nuestros sentidos se agudizan y todos nuestros tejidos y órganos se purifican.

–Es un estado perfecto de funcionamiento óptimo de un organismo vivo, con un requerimiento casi nulo de energía.

No se necesita ser ingeniero o científico para entender que Dios Nuestro Señor, nos diseñó y nos creó, utilizando TODA su Sabiduría.

Por lo tanto, la respuesta a las preguntas iniciales es que con toda confianza, podemos asegurar que mientras estemos bajo su abrigo y protección, el cuerpo y la mente humanos, SIEMPRE podrán soportar todas las “acciones adversas” que la Vida nos presente.

Entonces la ley de la Física, en otras palabras dirá así: “A toda acción adversa, se opone SIEMPRE una reacción, igual y de sentido contrario, aplicada por Jesucristo, mi cónyuge y yo”

Ya que las “reacciones, iguales y de sentido contrario”, SIEMPRE contrarrestan las “acciones adversas”, cuando están respaldadas y soportadas por el mismísimo Dios Omnipotente.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y tu pareja!

Señor Jesucristo, gracias te damos por estar con nosotros en los momentos de prueba. Sabemos y confiamos que aunque nos agobien las mayores adversidades, si permanecemos tomados de tu mano bendita, nunca nos abandonarás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.