Fiel en la Salud (7.1)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Benditas Parejas que se toman el tiempo para seguirse preparando, sean bienvenidas a este nuevo Tema # 7, que da inicio el día de hoy. Dios Nuestro Señor nos permita a todos seguir adelante con nuestros propósitos.

Decíamos en lecciones pasadas que Dios Nuestro Señor nos creó a su imagen y tan solo por ese hecho, el funcionamiento y el diseño de nuestro Cuerpo, Mente y Espíritu están llamados a la Perfección.

Génesis 1, 27: “Cuando Dios creó al Hombre, lo creó a su imagen, Varón y Mujer los creó”. Esta es palabra de Dios.

Y decimos que están llamados a la Perfección, porque en el justo momento que Nuestro Creador nos infundió el soplo de Vida, también nos dio el regalo del Libre Albedrio. Lo cual nos hace libres de darle bienestar o maltrato a nuestro Cuerpo, Mente y Espíritu.

Fuimos pensados y diseñados para vivir más tiempo del que normalmente vivimos y con una excelente Salud, pero desde el momento que tomamos las riendas de nuestra Salud Física y Mental, el tiempo de Vida y la Salud ya dependerá de cada quien.

En otras palabras el vivir mucho tiempo con excelente Salud, debería ser un estado de lo más normal y común en este mundo.

Ya que Dios Nuestro Señor con su infinita Sabiduría, nos creó a todos por igual y nos visualizó a todos con los mismos años de Vida y la misma excelente Salud todo ese tiempo.

“”Un día, cerremos nuestros  ojos y concentrémonos en escuchar el sonido de nuestra respiración y la música de nuestro corazón. Una y otra vez el aire entrando y saliendo de nuestros pulmones y la sangre siendo bombeada hasta el más retirado de los vasos sanguíneos, con gran exactitud y cadencia. Todos nuestros tejidos y órganos y las células con ellos, completamente sincronizados y haciendo eficazmente su trabajo que les fue asignado.

Todo nuestro cuerpo y mente en un estado de equilibrio en movimiento. Dentro de nuestro cuerpo ninguna célula enferma ni deforme, ninguna enfermedad o afectación existente ni latente””.

Pero lastimosamente lo que sucede después es que sencillamente, no nos cuidamos. Se nos hace muy fácil romper el equilibrio y excedernos en el alimento y la bebida, además que nos restamos descanso y relajación. El que no vivamos lo suficiente y con una salud mermada, solo tiene una causa: “Se rompió el equilibrio”, haciendo mal uso de nuestro Libre Albedrío.

Hombre y Mujer Comprometidos, pues esto apenas empieza y ya estamos tratando temas candentes e interesantes. Nos seguimos en la siguiente lección, con el favor de Jesucristo Nuestro Señor y su Amantísima Madre, poco a poco nos daremos cuenta de que todo seguirá embonando perfectamente.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, permítenos seguir adelante, hoy y siempre con perfecta Salud. Porque muy poco es cuanto hemos hecho hasta el día de Hoy. Te consagramos nuestra Vida Juntos y todos nuestros proyectos, sueños y anhelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.