Fiel en la Salud (7.5)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Desde hace algunas generaciones, en la etapa escolar, en todos los niveles, cuando alguien no pasa los exámenes, casi siempre se escucha decir algo muy parecido a esto:

–Al Maestro no le caigo bien y por eso me reprobó.

Casi nunca, nadie reconoce que no se estudió o que no se entendió o que no se hicieron las tareas, etc.

Algo parecido sucede cuando uno pierde la Salud, lo primero que decimos es que:

–Me contagiaron, algo que comí me hizo daño, me mojó la lluvia, es la herencia que me dejaron, tengo mala suerte, etc.

Casi nunca, tampoco nadie reconoce que no se cuidó o no se alimentó adecuadamente o no se descansó lo suficiente o se abusó de las drogas o el alcohol, etc.

En otras pocas palabras: “Casi nunca nadie reconoce que cada quien es el responsable de conservar una buena Salud”.

No cabe la menor duda de que Dios Nuestro Señor nos diseñó para vivir bien, mucho tiempo, inclusive consideró cierta cantidad de abuso y maltrato a nuestra resistente humanidad, dentro de ciertos límites.

Pero……aun así cada uno de nosotros tiene la libertad de prodigarle a nuestra persona una excelente calidad de Vida siguiendo ciertas reglas básicas y sencillas. Las cuales son de lo que hemos estado hablando en la lección anterior y en esta imagen.

Anexamos un pequeño fragmento de este poema, que ojalá haga que se auto motiven para tomar las riendas de una Actitud Responsable y Madura, que está ahí dentro de ustedes esperando que la hagan suya y la lleven a niveles insospechados de excelencia:

ERES EL RESULTADO DE TI MISMO(A).

Tú eres el resultado de Ti mismo(a).

Nunca culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie,

Porque tú fundamentalmente tú, has hecho tu Vida.

No te quejes por tu Pobreza, o por tu Salud, o por tu Suerte, enfréntalas con valor,

y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos.

Deja ya de engañarte.

Eres la causa de Ti mismo(a), de tu tristeza, de tu necesidad,

de tu dolor, de tu fracaso.

Sí, tú has sido el ignorante, el vicioso, el irascible, el desordenado,

el irresponsable, el torpe.

Tú y únicamente tú. Nadie pudo haberlo sido por Ti.

La causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro será tu presente.

Date a conocer por tu Valor y por tu Voluntad y no por tu debilidad para justificarte.

Hombre y Mujer comprometidos, estamos seguros que son ustedes unas personas muy inteligentes, y que sabrán que hacer y qué no hacer. De cada uno de nosotros depende que los achaques inherentes a la tercera edad, no aparezcan en ningún momento.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, permítenos seguir adelante, hoy y siempre con perfecta Salud. Porque muy poco es cuanto hemos hecho hasta el día de Hoy. Te consagramos nuestra Vida Juntos y todos nuestros proyectos, sueños y anhelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.