Fiel en la Salud (7.9)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Como se describió en la lección anterior: “La Fecundidad es el Don de producir frutos”.

CIC # 2366: “La Fecundidad es un Don, un fin del Matrimonio, pues el Amor Conyugal tiende naturalmente a ser fecundo. El niño no viene de fuera a añadirse al Amor mutuo de los Esposos; brota del corazón mismo de ese Don recíproco, del que es fruto y cumplimiento”.

CIC # 2367: “Llamados a dar la Vida, los Esposos participan del poder creador y de la paternidad de Dios. En el deber de transmitir la Vida humana y educarla, que han de considerar como su misión propia, los cónyuges saben que son cooperadores del Amor de Dios Creador y en cierta manera sus intérpretes. Por ello, cumplirán su tarea con responsabilidad humana y cristiana”.

Creemos que está bastante claro en lo que se refiere a la Fecundidad Biológica: procrear y prodigar cuidados a nuestros numerosos hijos, para que desarrollen su cuerpo y su mente, sanos e inteligentes.

Y en lo referente a la Fecundidad Moral: enseñar a los hijos con el ejemplo y con congruencia todos los Valores y Principios que nos manda la Santa Iglesia y que al mismo tiempo les darán la pauta para preservar la perfecta Moralidad que debe prevalecer en estos tiempos de guerra espiritual.

Existen valores básicos que solo los Padres les debemos enseñar a nuestros Hijos: oración, ayuno, disciplina, compromiso, coraje, valentía, honestidad, responsabilidad, sacrificio, seguridad en sí mismos, gratitud, perseverancia, aprovechamiento del tiempo, solo por citar unos cuantos.

–Un niño es un diamante por pulir, de forjarlo con gran cuidado y formarle una mentalidad de compromiso sólido, dependerá un futuro mejor.

–Una niña es una esponja sedienta, enseñarle con honestidad, nos asegurará no fallar en esta que es la última oportunidad que tenemos.

–Un niño es un campo fértil, confiarle semilla buena, nos asegurará vencer a las manos criminales, para que no nos roben nuestro único hogar.

–Las niñas son la esperanza de que nuestro planeta se siga conservando siempre como el paraíso creado por Dios.

–Los niños son la esperanza de que nuestro planeta se siga conservando verde y así salvarlo de su extinción.

La Niñez con valores es un doble fruto, biológico y moral al mismo tiempo.

Hombre y Mujer Comprometidos, si queremos verdaderamente dejar huella en este mundo, no hay mejor huella que dejar en este bello planeta Tierra, muchos hijos que superen en todos sentidos y en gran medida, lo que nosotros hicimos.

Quiera Dios Nuestro Señor que llegue el día en que por todo el mundo se proclame la victoria de los Valores sobre el poder de las tinieblas, jóvenes levantando las manos por todas partes, proclamando a una sola voz que: ¡Jesucristo es el Señor! y que: ¡Podrán quitarnos nuestra libertad física pero nunca nuestra libertad espiritual!. Amén.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, permítenos seguir adelante, hoy y siempre con perfecta Salud. Porque muy poco es cuanto hemos hecho hasta el día de Hoy. Te consagramos nuestra Vida Juntos y todos nuestros proyectos, sueños y anhelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.