Las Decisiones (9.16)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Estimados seguidore(a)s, cabe aquí retomar una de las máximas que viajan por todo el mundo pero que casi nadie reflexiona: “Nunca es tu Destino, Siempre es tu Decisión”. Ojalá la pudieran poner en un letrero donde la pudieran ver todos los días, se nos ocurre a un lado del espejo. Sólo mientras la memorizan, la analizan y la aplican para mejorar lo que haya que mejorar en sus Vidas.

Hay una escena de la película “Dinosaurios”, de dibujos animados de Walt Disney, que más o menos va así: ““Está un dinosaurio viejo postrado ya muy cansado de huir, le dice un changuito que es su amigo:<levántate, vámonos, antes de que lleguen los carnotauros y te coman>, le contesta el dinosaurio viejo:<tú sálvate, déjame aquí, es mi destino>, entonces el changuito le dice:<No, ¡no es tu destino!, ¡será TU decisión!, pero ¡Nunca tu destino!””.

–Nosotros, los mortales terrícolas, vamos por la Vida, algunos con un plan, otros simplemente a la deriva. ¡Es nuestra Decisión!

–Nosotros, los de Libre Albedrío, nos regocijamos que podemos abusar de nuestra Salud y de nuestro cuerpo, pues somos jóvenes. ¡Es nuestra Decisión!

–Nosotros, los “homo sapiens”, sabemos que vamos directo al desfiladero, algunos cambiamos de rumbo, otros sencillamente le seguimos de frente. ¡Es nuestra Decisión!

–Nosotros, la raza predominante de la Tierra, ya tocamos fondo, algunos decidimos levantarnos, otros por comodidad, nos dejaremos morir. ¡Es nuestra Decisión!

–Nosotros, los que somos buenos para intentarlo, algunos seguimos intentando de la misma manera, otros cambiamos algo en cada intento. ¡Es nuestra Decisión!

–Nosotros, los que intentamos cambiar el mundo, algunos escuchamos los consejos de los sabios, otros seguimos nuestros instintos. ¡Es nuestra Decisión!

–Nosotros, le estamos echando muchas ganas a nuestro Matrimonio, algunos aplicando todo lo que oímos por ahí, otros preparándonos para ser buenos Cónyuges y buenos Padres de Familia. ¡Es nuestra Decisión!

1–Una cosa es segura, es nuestro futuro y el de nuestra Familia, lo que está en juego y no nos podemos “dar el lujo” de dejarlo a la suerte. ¡Tomemos el control! Y que mejor si nos consagramos a Dios Nuestro Señor.

2–Otra cosa es segura, el tiempo no se recupera jamás, la juventud se va cuando menos uno se lo piensa. ¡La Vida es muy corta! ¡Dediquémonos a Ser felices junto a nuestra Familia!

3–Hijos e Hijas de Dios, si van a hacer algo y ya lo analizaron, ¡Háganlo ya!, pues los resultados positivos a veces se tardan en aparecer.

Hombre y Mujer Comprometidos, con esta lección damos por terminado este Tema # 9, mucho esperamos que les haya sido de utilidad aunque sea una mínima parte. Ojalá que lo hayan disfrutado mucho en reflexionarlo, tanto o más como nosotros disfrutamos escribiéndolo, para ustedes.

Este Tema # 9 representó el Tema intermedio de todo el Curso de Formación, antes que este Tema, ya habíamos comentado 9 Temas anteriormente y de aquí en adelante restan otros 9 Temas. 

Y aunque seguimos separados en el tiempo y el espacio, nos seguimos poniendo a sus órdenes en el siguiente Tema #10: “Espiritualidad”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a saber lo que nos conviene por medio del discernimiento Divino. Confiamos plenamente en Ti porque sabemos que estaremos perfectamente plenos, si empatamos tu Santa Voluntad  a nuestro Libre Albedrío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.