Las Decisiones (9.2)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Muchas veces a lo largo de nuestra Vida, se nos presentan situaciones en las que tenemos que tomar una Decisión. Hay Decisiones que tienen sólo Dos caminos: el decir “Si” nos llevará por uno de esos caminos, el decir “No” nos llevará por el otro camino, y es muy probable que ambos caminos serán casi opuestos uno del otro.

Un ejemplo que nos atañe en este Curso de Formación y que involucra la opinión conjunta de ambos, Hombre y Mujer Comprometidos es:

–¿Queremos que Jesucristo Nuestro Señor sea parte de nuestro Matrimonio?

–El decidir ¡Sí!, nos conducirá a una Vida con alguien que nos ama y que quiere nuestra Salvación. Tendremos a quien recurrir, a quien pedirle apoyo, consejo, guía, sanación. Jesucristo es el amigo que nunca falla, amigo fiel que nunca traiciona, amigo que ama con Amor incondicional. El pan nuestro de cada día será la Espiritualidad y el Amor.

–El decidir ¡No!, nos conducirá a una Vida vacía, una existencia sin sentido, sin esperanza de una Vida mejor cuando partamos de este mundo. Será una Vida mundana que se regirá por las leyes del consumismo y materialismo. Probablemente nos impondremos límites morales pero sin ningún recelo al no cumplirlos. Nuestro estandarte será el egoísmo y la anarquía.

Ambas decisiones son posturas firmes, y en cuanto se mantengan como tal, son poderosas, pues nos condujeron a crear un universo en el cual viviremos, aceptando y acatando las consecuencias inherentes a cada una de las nuevas formas de navegar en este mundo.

Después de un “Sí” o un “No”, inevitablemente se desencadena un cambio, una serie de eventos  se desenvolverán para dar paso a nuevas configuraciones y patrones que crearán los programas, los caminos, las pautas, las instrucciones a nivel celular y molecular, para que toda nuestra personalidad se rija con ello, de aquí en adelante.

Toda esta reprogramación nos asegurará ser congruentes en las siguientes y futuras decisiones que tengamos que tomar. Nos asegurará ser fieles a nuestras convicciones, cualesquiera que éstas sean.

Hombre y Mujer Comprometidos, lo primero que el “Sentido Común” nos recomienda para tomar decisiones con un “Si” o un “No” poderosos, es decir con convicción y firmeza, es recopilar y analizar toda la información y preparación necesarias antes de crear nuestro propio Universo.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a saber lo que nos conviene por medio del discernimiento Divino. Confiamos plenamente en Ti porque sabemos que estaremos perfectamente plenos, si empatamos tu Santa Voluntad  a nuestro Libre Albedrío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.